DESCUBRIR
×

¿Cómo reparo mi lámpara de lava cuando la lava no fluye?

Actualizado 21 febrero, 2017

Las lámparas de lava pueden ser divertidas y fascinantes de observar. El flujo de tu lámpara puede que ya no esté tan vivo como de las otras, pero eso no significa que esté defectuosa o necesite reparación. Revisa las instrucciones de operación que vinieron con tu lámpara antes de tomar medidas correctivas en lámparas que tiene poco o ningún flujo.

Instrucciones

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images
  1. Deja en operación continua las lámparas nuevas, por lo menos durante cuatro horas. Ésto permite que al lava de colores se funda por completo y que la bobina caiga al fondo del globo, que es donde se necesita que esté para mantener la lava fluyendo.

  2. Gira suavemente el globo sobre su base. Esto permite que una bobina atorada caiga al sitio adecuado.

  3. Coloca tu lámpara sobre una superficie plana en algún área que no esté ni muy caliente ni muy fría. Las lámparas de lava funcionan mejor en temperaturas entre los 68 y los 72 Fahrenheit (20 y 22 C).

  4. Cambia el bulbo si has tenido la lámpara por algún tiempo y las otras medidas no corrigen el problema de la lava. Revisa el manual de usuario para asegurarte de que instales el bulbo del tamaño y tipo correcto.

  5. Deja que tu lámpara descanse entre usos. Ninguna lámpara debe operar durante periodos mayores a las 10 horas. Un descanso de cuatro horas le permite a la lámpara enfriarse y a lava endurecerse antes de volver a usarse.

Advertencias

  • Usa guantes cuando manipules una lámpara caliente.
  • No sacudas o inviertas el globo. Si lo hacer arruinarás la lámpara y su garantía.