Cómo secar chiles

Escrito por ehow contributor | Traducido por daniela laura arjones
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo secar chiles
El secado previene que los pimientos se echen a perder y conserven el sabor. (pimientos image by Norberto Lauria from Fotolia.com)

Los pimientos secos se utilizan como especias para agregar un sabor muy distinto a diversos platos. El secado previene que los pimientos se echen a perder y conserven el sabor. A continuación se presentan algunos métodos para secar los pimientos y almacenarlos para su uso durante todo el año. Sigue leyendo para saber más.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Filtro
  • Toallas de papel
  • Hojas para hornear (opcional)
  • Deshidratador eléctrico (opcional)
  • Hilo fuerte (opcional)
  • Paño de red (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava los pimientos en agua fría y colócalos en un colador. Después de que el agua drene pon los chiles sobre papel de cocina y dejar secar al aire. Retira el tallo y corta los pimientos por la mitad. Saca las semillas si así lo prefieres.

  2. 2

    Usa un deshidratador eléctrico. Colocar los chiles sobre una pantalla del deshidratador eléctrico. Ajusta el deshidratador a una temperatura de 100 grados F (39°C) y colócalo en un lugar cerrado y ventilado. La deshidratación puede llevar varios días. Comprueba los pimientos un par de veces al día y sácalos sólo cuando estén completamente secos, ya que la humedad oculta puede conducir a la acumulación de moho y bacterias.

  3. 3

    Emplea un método alternativo y seca los pimientos en el horno. Sigue el Paso uno para la preparación inicial. Coloca los pimientos en rodajas sobre bandejas de horno y colócalos en un horno precalentado. Mantén la temperatura a 120 grados F (50°C) y deja entreabierta la puerta del horno para facilitar la circulación del aire. Da la vuelta a los pimientos con frecuencia para que se sequen uniformemente. Retira del horno una vez que los pimientos no contengan humedad.

  4. 4

    Seca los pimientos de forma natural. Sigue el Paso 1, pero deja los pimientos intactos. Toma un hilo fuerte para atar los pimientos. Deja suficiente espacio entre ellos para que el aire pueda circular fácilmente. Pon los chiles en una zona tibia o al aire libre bajo la luz solar directa. Cúbrelos con un paño de red para protección. Este método toma más tiempo, pero conservará la forma y el color de los pimientos.

Consejos y advertencias

  • Almacena los chiles secos en un recipiente hermético o bolsa con cremallera.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles