DESCUBRIR
×

¿Qué semillas germinan más rápido para un proyecto de ciencias?

Actualizado 13 junio, 2017

Seleccionar las semillas adecuadas para una germinación rápida es importante cuando el tiempo es primordial. Por ejemplo, para un proyecto de ciencias. Para que una semilla germine, ésta debe absorber una gran cantidad de agua a través de su capa externa. Esta absorción de agua activa una enzima dentro de la semilla que conduce a la germinación y el crecimiento con éxito de la planta.

science image by timur1970 from Fotolia.com

Rábanos

Las semillas de rábano son algunas de las semillas con una germinación más rápida, por lo general necesitan entre seis y ocho días para germinar. Debido a su pequeño tamaño, sin embargo, las semillas pueden ser difíciles de trabajar si se tienen las manos pequeñas, y los brotes no son tan dramáticos como algunas de las opciones mayores. Si necesitas no sólo una semilla que germine rápidamente, sino también una que la convierte en un buen espectáculo, es posible que desees optar por una de las otras semillas, especialmente si se considera que la diferencia de germinación es de sólo unos pocos días.

radish image by Marek Kosmal from Fotolia.com

Melones

Los melones más comunes utilizados en proyectos de ciencia son las sandías, aunque otros melones como el cantalupo y el melón dulce también pueden valerte. Las semillas de sandía son generalmente lo suficientemente grandes para que las manos pequeñas las puedan manejar con facilidad, y sus brotes son de un tamaño moderado. El tiempo de germinación general es de 5 a 10 días.

watermelon image by ewa kubicka from Fotolia.com

Calabazas

Las semillas de calabaza son generalmente robustas y bastante simples a la hora de crecer. Los tiempos de germinación oscilan de 6 a 10 días. Las semillas de calabaza son para uso frecuente, tanto por su gran tamaño como porque la mayoría de los niños las conoce por Halloween.

pumpkin image by Maria Brzostowska from Fotolia.com

Frijoles

Los frijoles o habas verdes, son posiblemente las semillas más comúnmente usadas en proyectos de ciencia. La mayoría de semillas de frijol germinan de forma fiable de 7 a 10 días y son fáciles de manejar por los dedos pequeños. Las semillas de frijol, más que la mayoría de las opciones de otras semillas, se parecen mucho a los granos que crecen de ellas, por lo que también permiten a los niños aprender acerca de lo que son las semillas de las plantas y cómo crearlas. Los frijoles también producen un buen tamaño en cuanto a brotes que son fáciles de usar si tu proyecto incluye la observación o el análisis continuo de la planta.

Green beans image by Christopher Martin from Fotolia.com

Guisantes

Al igual que los frijoles, los guisantes son de confianza y se ven como el producto que acaban de producir. A veces son un poco más difíciles de manejar que los frijoles, ya que ruedan con facilidad, pero son una buena opción para la mayoría de los proyectos de ciencias. Los guisantes suelen tardar entre 7 y 10 días para germinar.

peas image by Coralie Palmeri from Fotolia.com

Flores

Las flores no se utilizan a menudo en proyectos de ciencia, debido a que sus semillas son generalmente muy pequeñas. Si tienes la intención de plantar los brotes resultantes, sin embargo, y no tienes el espacio o el deseo de un huerto, pueden ser una excelente opción. Las caléndulas tienen el menor tiempo de germinación entre cinco a siete días. Existe también un número de flores que germinan entre siete y diez días, como la zinnia, la amapola, la campanilla y el cosmos.

orange marigold image by Svetlana Tikhonova from Fotolia.com

Germinación avanzada

Después de seleccionar las mejores semillas para tu proyecto, puedes completar unos pasos sencillos para aumentar la velocidad de germinación. Raya suavemente la superficie de la semilla (el papel de lija es una manera fácil de hacerlo) y luego remoja las semillas en agua caliente durante la noche. Esto ayuda a acelerar la absorción de agua necesaria. Una vez que plantes las semillas, asegúrate de mantenerlas de manera uniforme, regada y cálida para continuar con el proceso de germinación.