Las similitudes en los hábitos de comunicación no verbal entre los primates y humanos y no humanos

Escrito por will milner | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las similitudes en los hábitos de comunicación no verbal   entre los primates y humanos y no humanos
Los chimpances y otros simios utilizan muchos gestos iguales que los humanos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los primates son el grupo de mamíferos que comprende a los seres humanos, simios, monos y prosimios como los lémures y los bebés de arbusto. Algunos comportamientos comunicativos son comunes entre todas o algunas de estas especies. Los de más relevancia para la conducta humana son los que se observan entre los simios grandes, que, de todos los miembros del reino animal, son nuestros parientes más cercanos evolutivamente.

Otras personas están leyendo

¡Sonreír!

Cuando los seres humanos utilizan la sonrisa generalmente se interpreta como símbolo de felicidad, afecto o satisfacción. Sin embargo, los investigadores de animales que creen que en los primates no humanos la sonrisa, o al menos la sonrisa en la que los dientes permanecen juntos, es un gesto de obediencia. Al revelar los dientes y mostrar que están cerrados, el animal comunica el hecho de que no tiene ninguna intención de morder y así muestra su intención pacífica. La sonrisa humana probablemente se originó en este comportamiento. De hecho, dependiendo de cómo elijas mirarla, podrías considerar a la sonrisa humana como un gesto de sumisión, mostrando la aceptación de otra persona o idea.

Mostrar los dientes y demostraciones agonísticas

Aunque la sonrisa con los dientes cerrados es un signo de sumisión, la mayoría de los primates revelan la separación de dientes como una amenaza. En los babuinos esto toma la forma de un gesto similar al bostezo, mientras que en los simios, la expresión es más como una sonrisa humana. Los seres humanos, especialmente los bebés y los niños, también separan sus dientes cuando se sienten asustados o enojados, aunque esto es más raro en los adultos. Las especies como los titíes y los tamarinos tienen menos músculos para controlar la cara y así mostrar agresión de espaldas y enseñar sus genitales en la parte posterior. Aunque los seres humanos generalmente no recurren a medidas extremas, dan la espalda para mostrar a una persona que están excluidos y la práctica de "soñar despierto", mostrando las nalgas desnudas, a menudo se utiliza para mostrar falta de respeto y desprecio. Curiosamente, los simios y los seres humanos participan en ser irónicos, donde los dientes están ocultos, en caso de mostrar desprecio y falta de reconocimiento del estado de la otra persona. Puede ser que cuando un primate sonría con superioridad, haciendo gestos con su boca pero ocultando los dientes. Esto hace que el gesto sea ambiguo entre la sonrisa con la boca cerrada abierta sonrisa, ocultando las intenciones y poniendo nervioso al receptor.

Acicalamiento

La mayoría de los primates no humanos participan en el acicalado social de la piel del otro. El acicalamiento induce a tener sensaciones placenteras causando la liberación de endorfinas. Aunque es un comportamiento social y recíproco, la cuestión de quién acicala a quién, está unido firmemente a la política y al juego del poder del grupo. Los adultos también compiten por la oportunidad de preparar a los niños. Podemos ver esta predilección mediante el contacto no sexual aún presente en los seres humanos. La sensación de frotar el cuero cabelludo es placentera y pasar los dedos por el cabello de otra persona ser ve como una señal de afecto. Sin embargo, recoger las liendres del cabello del receptor y comerlas rara vez recibe una respuesta del mismo modo cariñosa.

Tono de voz

Los primeros estudios sobre la comunicación no verbal parecen mostrar que la mayoría de nuestra comunicación es no verbal y que el lenguaje corporal y el tono de comunicación es mucho más que la parte verbal del mensaje. Aunque ahora se discute esta información, sin duda todavía hay el caso de que el tono de voz que las personas adoptan tiene una incidencia significativa en cómo se perciben. Los tonos más fuertes y más profundos, especialmente entre los hombres, representan la afirmación del estado, y los más salvajes y altos la ira. Esto sin duda puede ser recogido por otros primates, que, aunque tienen "palabras" o patrones particulares de llamada para representar a los depredadores específicos o tipos de alimentos, elaboran la mayor parte de su comunicación a través del volumen y del tono de sus voces. Sin embargo, la manera distinta en que ciertos patrones de tono influyen en el comportamiento difieren entre los humanos y los no humanos. Los seres humanos usan un aumento de tonos para mostrar aprobación, staccato para inhibir el comportamiento y tonos alargados para calmar. Esto es particularmente notable en la manera de hablar de los seres humanos a los niños. Estos patrones no tienen el mismo efecto en los no humanos. Los investigadores han sugerido que este es el motivo por el cual los no humanos no responden a la música humana, mientras que música compuesta utilizando que utiliza patrones de sonido derivados de la grabación de llamadas de mono tiene un efecto notable en su comportamiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles