Lifestyle

Sintomas de parásitos intestinales en perros

Escrito por contributing writer | Traducido por maria gloria garcia menendez
Sintomas de parásitos intestinales en perros

Dog on Dog Bed image by Janet Wall from Fotolia.com

Los parásitos intestinales en perros pueden ser una problema serio. Debes aprender sobre los diferentes tipos de gusanos que los perros pueden tener y la forma de prevenirlos. Las personas también pueden por la mayoría de los parásitos de los perros. Cuando tu mascota sea diagnosticada con ellos, ten precaución a la hora de manejarlo y tratarlo. En la mayoría de los casos puedes hacer la identificación en casa. Sin embargo si nunca antes has tratado con gusanos, consulta con tu veterinario. Las medidas preventivas pueden mantenerte tanto a ti como a tu perro sanos.

Otras personas están leyendo

Significado

Algunos tipos de gusanos pueden matar a los cachorros, y en casos severos incluso a los perros adultos. Cuando se deja sin detectar o tratar, causan problemas de salud serios en tu mascota, incluyendo infecciones bacterianas secundarias severas. La mayoría de los parásitos se detectan fácilmente, pero algunos requieren pruebas de laboratorio para confirmar un diagnóstico. Algunos parásitos intestinales afectan a los perros que también lo contagiarán a las personas. Los niños pequeños son los que corren más riesgo de problemas serios relacionados con los parásitos intestinales. Los gusanos suelen transmitirse de una especie a otra. Si tu perro ha sido diagnosticado con gusanos, todas tus mascotas también necesitarán tratamiento.

Sintomas

Si tu perro tiene gusanos intestinales, existen varios síntomas que podrías notar en casa. Uno de los primeros en aparecer es el picazón. Tu perro podría sentarse en el suelo y arrastar sus nalgas por el suelo para arrascarse. También podría morder su parte trasera repetidamente. Los gusanos adultos, huevos y larvas se expelen por el ano, lo que puede causar una gran incomodidad para tu animal. También podrías notar un cambio en el aspecto de tu perro. Durante la infestación temprana, tu perro perderá peso rápidamente. Esto es debido a que los gusanos se alimentan de los nutrientes que tu perro ingiere. Cuando la infestación se vuelve más severa, tu perro desarrollará un abdomen hinchado. Podría parecer gordo a primera vista pero cuando te acercas puedes ver sus costillas a través de su pelaje y los huesos de su cadera serán bien pronunciados. El abdomen se hincha debido al exceso de gases que sueltan los gusanos. Un síntoma definitivo que tal vez notes son los gusanos que se expelen en sus heces. Algunos son muy largos y otros son tan diminutos como un grano de arroz. Unos de los síntomas más alarmantes de parásitos intestinales es la sangre en los excrementos de tu mascota. Siempre debes llamar a un veterinario si encuentras sangres en sus excrementos.

Tipos

Entre todos los parásitos que infectan a los perros hay seis tipos principales. Los más comunes son los anquilostomas. Los perros se contagian con ellos comiendo larvas o huevos perdidos. Estos huevos o larvas pueden permanecer en la hierba después de ser expulsadas por un animal infectado durante meses. Los anquilostomas pueden causar una anemia severa e incluso letal en animales jóvenes. Las lombrices intestinales infectan a los perros prenatales o cuando un perro come un animal infectado como una rata. Estas lombrices suelen causar muchas infecciones secundarias, incluyendo neumonía bacterial. Los tricocéfalos pueden ser difíciles de diagnosticar. Se transmiten por vía oral-fecal. Las solitarias son los parásitos intestinales más grandes. Pueden crecer hasta 10 pies (304,8 centímetros) o más. El diagnóstico se hace observando las larvas parecidas al arroz en los excrementos. Las giardiasis y coccidiosis son dos tipos de coccidia que afecta a los perros de forma frecuente. Estas dos últimas son muy difíciles de diagnosticar y se necesitará el examen de un veterinario. La detección sólo se puede hacer con microscopio.

Tratamiento/Prevención

El tratamiento para todos estos tipos de parásitos intestinales requiere un antiparasitario intestinal. Debe haber una dosis inicial, seguida de otra 10 días más tarde. En algunos casos podría ser necesario volver a repetir el tratamiento. El tratamiento debe administrarse a todas las mascotas expuestas. Se deben tomar medidas sanitarias inmediatamente. La prevención consiste en una dosis mensual de un antiparasitario intestinal. Quita todas las heces de las zonas del patio al menos una vez a la semana. No dejes que otros perros defequen en tu patio y cuando camines con tu perro recoge siempre sus excrementos. Esto reduce el riesgo de que tu perro extienda la infección.

Advertencia

Los parásitos intestinales en los perros son potencialmente peligrosos para la salud de los humanos. Las personas nunca deben caminar descalzas cuando su perro tenga una infección. Las larvas del gusano pueden penetrar en la piel de las personas y causar varias reacciones severas. Además del obvio factor repulsivo de tener que vivir con gusanos bajo tu piel, también estarías expuesto a sufrir infecciones secundarias. Si sospechas que has sido infectado, la única medida es visitar a tu médico inmediatamente. Los bebés pueden enfermar de forma fatal debido a una infección parasitaria. La anemia puede aparecer dentro de las horas de infección. Nunca intentes tratar tú mismo a una persona infectada.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media