Cómo sobreponerse a una pareja dominante

Escrito por melodie anne Google | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo sobreponerse a una pareja dominante
Comunicarte con tu pareja dominante te ayuda a compartir tus preocupaciones. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

Muchas relaciones consisten en que una parte de la pareja es más dominante que la otra. Esto puede surgir por problemas de ira y control. La comunicación efectiva es esencial para sobreponerse a una pareja dominante para asegurarte de mantener un balance equitativo en la relación. Tomar ciertos pasos para ayudarte a sobreponerte a tu otra mitad dominante te puede ayudar a sentirte más feliz y más involucrado en la relación.

Otras personas están leyendo

Dominación

Dominar significa controlar, regir o ser superior sobre alguien. Si tu pareja te está dominando, hay probabilidades de que tú tengas una personalidad no asertiva y probablemente no hables por ti mismo con suficiente frecuencia. Tu pareja dominante puede o no ser agresivo, pero probablemente tiende a disfrutar tener control sobre todo. Habla con tu pareja sobre tus preocupaciones antes de comenzar a sentirte alejado de la relación.

Asertividad

Tener a alguien que te domine puede hacerte sentir distanciado y darte sentimientos de resentimiento. Ser asertivo y tener una voz propia te ayuda a comunicar tus necesidades a tu pareja. Incrementar tu asertividad te pone en una situación de "ganador-ganador" en tu relación. Te permite conocer tus propios sentimientos y necesidades mientras que utilizas comunicación abierta y honesta, explica el Dr. Tom G. Stevens de los Servicios Psicológicos y de Asesoría en la Universidad estatal de California. Tener una personalidad asertiva y explicar claramente tus necesidades es diferente de ser agresivo.

Agresividad

Una pareja dominante puede verse como agresiva o sobreprotectora cuando se comunica contigo. Retener tus sentimientos puede provocar que eventualmente explote y reacciones de una forma esporádica y agresiva. Estos episodios pueden conducir a peleas más grandes que requieren mucho tiempo para superarse. En lugar de retener tus sentimientos y tener estallidos agresivos al azar, habla con tu pareja cuando haga algo que te moleste. La confrontación puede ser difícil, así que comienza con algo positivo. Por ejemplo, dile que te encanta pasar tiempo con ella en la cena, pero te gustaría elegir el lugar de vez en cuando en lugar de siempre ir a sus lugares favoritos. Comenzar con un tono positivo hace que luzcas más asertivo y menos agresivo.

Preocupaciones adicionales

Una personalidad dominante puede ser el resultado de ira más profunda dentro de tu pareja. Observa los periodos de extrema frustración. Si notas que tu pareja es más dominante y controladora en ciertos momentos, tal vez puedas ayudar a disolver la situación. Por ejemplo, tal vez tenga un empleo muy estresante y necesite un momento para relajarse tan pronto como llega a casa. Presta atención a sus necesidades y toma nota de lo que desencadena sus problemas de control para ayudar a prevenir problemas. Si tu pareja dominante se vuelve agresiva o abusiva, es momento de que busques ayuda externa. Habla con un consejero o un ser querido en quién confíes sobre tu situación antes de que se salga de control.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles