¿Porqué son amarillos los dientes de león?

Escrito por k.c. morgan | Traducido por lou merino
¿Porqué son amarillos los dientes de león?

Los dientes de león con su brillante color amarillo, son muy fáciles de distinguir en el pasto.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los dientes de león (Taraxacum officinale) son considerados maleza invasora que muchas personas tratan de erradicar de sus jardines, pero cada parte de esta planta es comestible o útil de algún modo. Los dientes de león son usados para hacer vino, como nutritivos vegetales, incluso como cura herbolaria para fiebres, indigestión y enfermedades de la piel. Estas plantas son identificables por su característica más distintiva: Cabezas de color amarillo brillante. Los dientes de león son amarillos debido a una combinación de factores.

Otras personas están leyendo

Pigmentos de las plantas

Existen tres pigmentos responsables de todos los colores de las flores: La clorofila es bien conocida por dar a las plantas su color verde; está presente en hojas, tallos y otras partes verdes del diente del león. Los flavonoides crean tonos rojos, morados y azules. Sin embargo, los dientes de león contienen carotenoides, los cuales crean tonalidades amarillas y anaranjadas. Los carotenoides siempre están presentes en los dientes de león, incluso cuando las flores cambian de amarillo a blanco.

Ambiente

El llamativo color amarillo de los dientes de león se debe no solamente a los pigmentos, sino también a la luz solar. La luz refleja los pigmentos, produciendo así el color amarillo. La temperatura también tiene un efecto en el color, puesto que también afecta los niveles de pigmento existentes en las plantas. Por ejemplo, las temperaturas frías bloquean la producción de clorofila y carotenoides en algunas plantas. Los dientes de león sanos tienen un color más brillante, pero el estrés causado por infestaciones o exceso de riego, disminuye el pigmento presente en las flores.

Polinización

Muchas flores tienen aroma y color por una razón específica: Polinización. Las flores crean néctar y polen como parte de su proceso reproductivo, y muchas flores, incluido el diente de león, tienen homólogos femeninos y masculinos. El polen es transferido de los individuos masculinos a los femeninos para formar semillas. Con algunas flores, este proceso reproductivo se logra gracia a los insectos, puesto que los colores brillantes ó el néctar atraen a las abejas y otros polinizadores. Las abejas son comúnmente atraídas hacia los llamativos dientes de león, pero estas flores no necesitan insectos para reproducirse; los dientes de león se polinizan con el viento, y las abejas y otros insectos que atraen son simplemente un bono visual en el jardín de dientes de león.

Reproducción

Una vez que ha ocurrido la polinización, los dientes de león se reproducen creando semillas. La flor cambia abruptamente cuando esto sucede y torna de color amarillo a blanco. La cabeza de la flor se vuelve una esponjosa cabeza de semillas, en la cual cada semilla individual se encuentra unida a un delgado pétalo que viaja fácilmente en el viento. Los dientes de león permanecen amarillos de una generación a otra debido a la genética; cada semilla genera un nuevo diente de león idéntico a su predecesor. Puesto que cada diente de león tiene muchas semillas, uno solo de ellos puede producir docenas más.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media