Cómo sustituir ingredientes de tomate en las recetas

Escrito por katie jensen | Traducido por lou merino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo sustituir ingredientes de tomate en las recetas
Es aceptable usar tomates en lata en lugar de usarlos frescos en varias recetas. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Los tomates pueden comprarse frescos, enlatados y secos. Los tomates enlatados pueden venir en salsa, puré, completos, en cubos y triturados. La pasta de tomate también viene enlatada.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Substituye la misma cantidad de tomates escurridos picados en cubos o completos por tomates frescos en los platillos que vayas a cocinar. Enjuaga y escurre los tomates enlatados si los vas a usar en una ensalada o salsa.

  2. 2

    Usa un poco más de tomates frescos cuando los substituyas por tomates enlatados. Los tomates enlatados están cocinados, mientras que los frescos obviamente no lo están. Los tomates frescos pierden agua o se "secan", así que necesitas aproximadamente 1/4 de taza más de tomates frescos. En otras palabras, si la receta dice 2 tazas de tomates enlatados escurridos, deberás usar 2 1/2 tazas de tomates frescos.

    Si la receta dice que añadas el jugo de la lata además de los tomates, añade aproximadamente 1/2 taza de jugo de tomate a los tomates frescos. Si sustituyes los tomates frescos por una lata de tomates de 15 onzas (425 g), por ejemplo, añade 1/2 taza de jugo de tomate y 2 tazas de tomates frescos en cubos.

  3. 3

    Haz salsa de tomate con tomates frescos si tu receta lo pide. Pela los tomates frescos sumergiéndolos en agua hirviendo por 60 segundos, y luego en un baño de hielo. La piel se caerá de inmediato. Corta a la mitad horizontalmente y aprieta para sacar las semillas como lo harías con una naranja partida a la mitad. Corta en trozos. Añade 1/4 de taza de agua por cada taza de tomates. Pon a hervir a fuego bajo hasta que los tomates se deshagan. Usa un procesador de inmersión para hacer un puré. Añade condimentos como albahaca, ajo o cebolla si lo deseas.

  4. 4

    Reconstituye los tomates secos apenas cubriéndolos con agua hirviendo por 10 minutos. Escurre. Usa los tomates secos para sustituir a los tomates frescos en recetas de pasta en una proporción de 50%. En otras palabras, si la receta pide 1 taza de tomates frescos picados, usa 1/2 taza de tomates secos reconstituidos. Los tomates secos no son tan voluminosos como los frescos.

  5. 5

    Cocina tu propia pasta de tomate con tomates frescos o enlatados. La pasta de tomate es simplemente una versión espesa de la salsa de tomate. Pela, quita las semillas y pica los tomates frescos. Muele en la licuadora y cocina a fuego bajo hasta que los tomates se reduzcan a la mitad. También puedes usar tomates enlatados y reducirlos con el mismo método que la salsa de tomate.

Consejos y advertencias

  • Es aceptable usar tomates sin pelar y con semillas en tus recetas; la piel y las semillas añadirán un poco de textura al plato.
  • Los tomates secos pueden usarse para dar sabor a estofados, sopas y ensaladas, pero no se convierten bien en salsas, como la salsa de espagueti.
  • Los tomates son relativamente altos en azúcar para un vegetal. Vigílalos al cocinarlos para que no se quemen.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles