Cómo tapizar una cenefa

Escrito por ehow contributor | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
Cómo tapizar una cenefa

Una cenefa o galería tapizada es un marco cubierto de tela que se monta encima de la ventana.

lambrequin image by Unclesam from Fotolia.com

Una cenefa o galería tapizada es un marco cubierto de tela que se monta encima de la ventana y cubre los rieles de las cortinas o persianas. Al añadir una cenefa tapizada, lograrás dar a cualquier habitación un aspecto elegante, como si la hubiera confeccionado un sastre. La cenefa requiere sólo una pequeña cantidad de tela, por lo que debes considerar la compra de un poco más de tela para complementar los cojines y ensamblar todo junto.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Sierra circular
  • Taladro y brocas
  • Madera contrachapada de 3/4 de pulgada (1,90 cm)
  • Pegamento para madera
  • 3 Abrazaderas
  • Tornillos para el acabado
  • Guata de poliéster
  • Pegamento blanco
  • Alfileres en T
  • Pistola para grapas y grapas
  • Tela
  • Escuadras de hierro de 1 pulgada (2,54 cm)
  • Destornillador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Con la cinta métrica mide la ventana que vas a cubrir, dejando a cada lado por lo menos 2 pulgadas (5,08 cm) y otras 3 (7,62 cm) de profundidad, para que las cortinas se puedan abrir fácilmente.

  2. 2

    Con una sierra circular, corta dos tablas según el largo y ancho de la ventana, agrega 2 pulgadas (5,08 cm) más, pero deja un espacio suficientemente amplio como para acomodar las cortinas. Corta dos piezas cuadradas para los extremos, según el ancho de las tablas que ya cortaste. Con pegamento para madera, pega juntos los lados, uniendo los extremos en el centro. Cuando sequen, coloca tornillos para darle firmeza.

  3. 3

    Corta la guata de poliéster con la que vas a cubrir todos los lados de la cenefa. Extiende pegamento blanco sobre toda la superficie de la parte delantera. Trabaja de la zona delantera hacia la parte superior y luego hacia los extremos. Con los alfileres en forma de T, coloca la guata en su lugar y con grapas asegúrala para que quede firme. Corta cualquier excedente que pueda causar grumos cuando extiendas la tela encima.

  4. 4

    Mide la tela que debe ser lo suficientemente grande como para cubrir toda la cenefa, deja un excedente de 4 a 5 pulgadas (10,16 a 12,7 cm) en todos los lados. Coloca la tela sobre la superficie de trabajo, pero no del lado derecho, centra la cenefa sobre la tela, cuyos lados deben estar bien extendidos. Con los alfileres en forma de T fija la tela en su lugar y extiéndela desde el centro hacia afuera, evitando dejar arrugas. Tensa bien la tela y fija las orillas sobre los bordes de la guata y asegura los extremos con grapas.

  5. 5

    Para hacer los dos extremos, dobla la tela como si estuvieras haciendo un sobre y sujeta la tela en la parte trasera de la cenefa. Fija la tela con grapas.

  6. 6

    Fija las escuadras de hierro de una pulgada (2,54 cm), justo arriba de la ventana a a la altura que prefieras, asegurándote de que estén bien niveladas. Con un destornillador, sujeta las escuadras con sus respectivos tornillos de montaje. Si es posible, colócalas a 2 o 3 pies (60,96 o 91,44 cm) de distancia para que se distribuya mejor el apoyo y haya mejor balance. Coloca la cenefa en los soportes asegurándola con los tornillos.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media