Los temas bíblicos sobre cómo superar el miedo

Escrito por minot pettinato | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los temas bíblicos sobre cómo superar el miedo
Leer acerca de una fuerte fe cristiana puede ayudarte a superar tus miedos. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

A veces, los ejemplos de otros nos pueden ayudar a superar nuestros miedos. La biblia tiene muchas oportunidades para que aprendamos acerca de la superación del miedo en el rostro del hombre, la oposición y la persecución. A pesar de que nunca seremos lanzados al foso de un león o a un horno de fuego, podemos aprovechar los ejemplos de verdaderos cristianos en los tiempos bíblicos que defendieron sus creencias con el fin de superar nuestros propios miedos.

Otras personas están leyendo

Jesús

El pecado de Adán y Eva en el Edén marcó a toda su descendencia. Dado que el sacrificio de la vida imperfecta nunca podría volver a comprar la perfección de lo que Adán había perdido, Dios determinó que su hijo perfecto Jesucristo (Mateo 20:28) proporcionaría este rescate (1 Corintios 15:21, 22). Jesús sabía que iba a morir y sufrir la humillación y el asesinato. Lucas 22:39-44 revela que Jesús se fue al monte de los Olivos antes de su muerte y rogó a su padre para que un ángel descendiera y le diera la fuerza que necesitaba. Aun así, dice que entró en "una agonía" y comenzó a orar con más fervor. Cuando te sientas agobiado y asustado, ora a Dios por fortaleza y medita en la fuerza que llevó a Jesús a presentarse voluntaria y humildemente ante la muerte.

El apóstol Pablo

Pablo fue un celoso predicador de la palabra de Dios. Cuando llegó a Jerusalén, los judíos de Asia comenzaron a actuar violentamente contra él. Pablo fue capturado y azotado y tuvo varias sentencias de muerte formadas contra él (Hechos 23:12). Pablo fue encarcelado muchas veces por sus creencias y la predicación. A lo largo de su encarcelamiento, continuó escribiendo a sus hermanos y hermanas (sus escritos se pueden encontrar en Efesios, Filipenses, Colosenses y Filemón). Pablo nos da un gran ejemplo de la superación del miedo a predicar con celo y nunca cesar, incluso en medio de la persecución.

Shadrach, Meshach y Abednego

El rey Nabucodonosor hizo una estatua de oro (Daniel 3:1-30) y declaró que todos los que no se inclinaran ante la imagen serían arrojados a un horno de fuego. Sadrac, Mesac y Abednego no adoraron a sus falsos dioses (Mateo 04:10). Debe haber sido aterrador desafiar al rey y luego saber que serían quemados vivos por sus acciones. Los tres cristianos dijeron: "He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará". Ciego de ira el rey calentó el horno tan caliente que los hombres que iban a lanzar a los cristianos en el fuego fueron los que terminaron muriendo, mientras que Sadrac, Mesac y Abednego sobrevivieron por su fe.

Daniel

Daniel se levantó en tan alto favor que otros funcionarios se pusieron celosos y trataron de asesinarlo. Se aprobó una ley que por 30 días cualquier persona que hiciera la petición a cualquier dios u hombre, además del rey debía ser arrojado al foso de un león. Cuando encontraron a Daniel orando, fue arrojado al foso de los leones. El rey, molesto por esta acción, huyó a la fosa por la mañana, llamando a Daniel. Daniel se levantó de la fosa de los leones ileso (Daniel 6:1-17).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles