Tipos de condenas penales

Escrito por steve johnson | Traducido por leticia albarran
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tipos de condenas penales
Las condenas penales pueden resultar en multas, libertad condicional o encarcelamiento. (hands in meeting image by timur1970 from Fotolia.com)

Las personas que han sido condenadas por un delito en algún momento de su vida pueden tener dificultades para seguir adelante, especialmente porque la sociedad se los dificulta, sobre todo dependiendo del tipo de condena. Pueden tener problemas para solicitar empleo, adoptar a un niño o migrar a otro país. Además, estas condenas se registran en una base de datos de antecedentes penales que los empleadores potenciales y las agencias gubernamentales pueden ver en algunos casos. Las condenas penales van desde delitos menores a delitos que se juzgan por ser extremadamente graves y que posteriormente recibirán castigos más severos.

Otras personas están leyendo

Condenas por delito menor

Este tipo de condena penal implica actos delictivos leves o menos graves. Estos incluyen robo en tiendas, alteración del orden público, asalto simple, invasión de propiedad, vandalismo y robo menor. Algunos estados también incluyen conducción temeraria, prostitución y consumo de alcohol de menores como actos bajo la condena por delito menor. Este tipo de condena, a menudo requiere que el demandado cumpla hasta un año en la cárcel del condado, pague una multa especificada o ambos.

Condena por delito mayor

Las condenas por delitos graves las reciben personas que hayan cometido delitos más graves como asesinato, violación, incendio premeditado, robo en casa y asalto agravado. Otros delitos que dan lugar a condenas por delitos graves incluyen agresión, venta de drogas ilegales y vandalismo en propiedad federal. Estas condenas son muy graves y suelen implicar grandes multas y tiempo en una prisión estatal; la cantidad y la duración depende de la gravedad del acto criminal.

Condenas "no tipificadas"

Las condenas "no tipificadas" se denominan así debido a que estos delitos pueden provocar que su clasificación sea como condenas por delitos menores o mayores, dependiendo de la condición del delincuente y sus antecedentes penales. Por ejemplo, el robo menor, que generalmente se clasifica como un delito menor, puede ser elevado a la condición de delito mayor, porque los antecedentes penales del delincuente demuestran que es un reincidente o tiene una condena de robo anterior. Muchos casos pueden ser clasificados como delitos mayores o menores. Las condenas no tipificadas pueden exigir un tiempo en una prisión estatal, o bien, en la cárcel del condado o el pago de una multa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles