Tipos de gusanos en el excremento del perro

Escrito por kate daniels | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tipos de gusanos en el excremento del perro
Apatía es un síntoma común de la presencia de gusanos en los perros. (dog image by Michal Tudek from Fotolia.com)

Los gusanos son irritantes para tu perro, así como potencialmente perjudiciales para su salud. Algunos tipos de gusanos son visibles en las heces del perro, pero otros requieren un examen de una muestra de excremento para detectar los parásitos microscópicos. Por lo tanto, es importante ser consciente de los síntomas de los diferentes tipos de parásitos intestinales en tu perro. El veterinario de tu perro debe ser consultado para un diagnóstico definitivo y un plan de tratamiento para eliminar los gusanos.

Otras personas están leyendo

Lombrices

Aunque las lombrices generalmente se encuentran en los intestinos de los perros, algunas variedades viven en otros órganos, como el estómago, el esófago, el colon, el corazón, los pulmones y los riñones. De acuerdo con la "Dog Health Guide" (Guía de salud del perro), los cachorros pueden heredar una infección por lombrices intestinales de su madre cuando aún estaba en el vientre materno o era amamantado. Los síntomas de la presencia de lombrices son la pérdida o ganancia de peso, barriga, vómitos, diarrea, gases, tos y dificultad para tragar. Los gusanos adultos se pueden ver en las heces del perro, los huevos de lombrices pueden ser vistos sólo bajo el microscopio. Hay disponibles tratamientos para las lombrices y tratamientos preventivos y, por lo demás, los gusanos son relativamente fáciles de eliminar. Las zonas donde el perro ha dejado sus deposiciones se deben limpiar con una solución de cloro y agua para ayudar a eliminar las áreas de huevos de lombrices. Las lombrices pueden ser muy peligrosas para los humanos.

Anquilostomas

Los perros se infectan con anquilostomas (parásitos intestinales) en cuatro formas: a través de la leche de su madre, a través de la madre en el útero, a través de la piel y por ingestión de material contaminado, como los alimentos, el agua o las heces de un perro infectado. Los síntomas de estos parásitos intestinales son la anemia, apatía, pérdida de peso, prurito, diarrea con sangre o falta de crecimiento saludable. Los anquilostomas son pequeños y difíciles de ver a simple vista, por lo que generalmente se diagnostican después de un examen microscópico de las heces del perro. Hay medicamentos orales e inyectables disponibles para matar las lombrices adultas y, normalmente, se requiere más de un tratamiento para matar a todos estos parásitos intestinales. Los métodos preventivos de anquilostomas también están disponibles, así como los tratamientos para eliminar los parásitos intestinales de tu césped.

Tricocéfalos

Los tricocéfalos adultos tienen aproximadamente 1/4 de pulgada (0,6 cm) de largo y se encuentran en el colon y el intestino ciego del perro, donde pueden vivir hasta 15 meses. Los huevos de tricocéfalos pueden vivir hasta cinco años en las heces, por lo que los perros suelen adquirirlos de la tierra húmeda o la hierba. Los síntomas de la presencia de tricocéfalos incluyen pérdida de peso, apatía, anemia y diarrea con sangre. Los tricocéfalos se diagnostican a través de un examen microscópico de las heces del perro. Como producen pocos huevos, a menudo es difícil de diagnosticar la presencia de estos gusanos y, por lo tanto, puede que sea necesario el examen de varias muestras de heces. Hay disponibles medicamentos para el tratamiento de estas lombrices, pero los tratamientos puede que necesiten ser repetidos durante un período de varios meses.

Tenias

Las tenias pueden crecer hasta 2 pies (60,96 cm) de largo y se adhieren a los intestinos del perro. Los gusanos se rompen en pedazos de 1/8 de pulgada (0,31 cm) que se excretan en las heces del perro. Los huevos, que parecen granos de arroz, se liberan como estos mismos pedazos secos. Las tenias se traspasan de un perro a través de las pulgas, debido a que la pulga ingiere los huevos de la tenia al morder a un perro infectado y, luego, la pulga es ingerida por otro perro cuando lo intenta morder. Una vez que el perro se traga la pulga se traga además los huevos de la tenia, de modo que los huevos entran al intestino del perro y comienzan su ciclo. Los perros también pueden infectarse al comer roedores muertos o conejos infectados con los gusanos. Las tenias pueden ser detectadas por examen visual de las heces del perro, debido a que los trozos excretados son fáciles de ver. Los síntomas de la infección de la tenia incluyen diarrea, vómitos, apatía y prurito anal, y suelen notarse cuando el perro comienza a arrastrar su extremo trasero por el suelo, en un intento de rascarse. La mejor prevención es disminuir el riesgo de las pulgas del perro mediante la colocación en un programa de prevención de pulgas, pero de todos modos las tenias se pueden tratar fácilmente con medicamentos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles