Cómo tratar la agresión de los perros hacia los niños

Escrito por cayden conor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La agresión del perro hacia los niños puede ser superada pero una vez que el perro muestra tendencias agresivas -ya sea hacia los niños, otros perros o adultos- no deberías fiarte del perro junto con los niños. Los niños y las mascotas siempre deben estar supervisados cuando estén juntos. Incluso los perros pequeños pueden hacer daño a los niños. Algunos perros pueden llegar a ser sobreprotectores con los niños o con un adulto en la familia, haciendo que el perro muestre lo que parece un comportamiento agresivo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Presenta tu perro a los niños mayores. Asegúrate de que tu perro esté sujeto con correa. Ten a un niño de pie y deja que el perro se aproxime a él. No permitas que el niño se acerque al perro. Al principio, el niño no debe acariciar al perro. Deja que el perro olfatee al niño. Saca al perro de esa zona. Lleva a cabo estos encuentros durante unos pocos minutos de una vez. Haz esto unas pocas veces al día durante unos pocos segundos de una vez. No dejes que tu perro se agite o se excite antes de sacarle de la zona. Haz esto hasta que el perro y el niño puedan estar uno cerca del otro durante un minuto completo.

  2. 2

    Permite a un niño que se aproxime al perro (mantén al perro sujeto con correa). Haz que tu perro se siente. No dejes que el niño acaricie aún al perro. Dile al niño que salga del lugar después de unos segundos. Haz esto unas pocas veces hasta que puedas prolongar el tiempo a un minuto sin que el perro se agite o excite.

  3. 3

    Permite a tu perro que se aproxime al niño (mantén el perro sujeto con correa). Deja que un niño extienda la mano para acariciar al perro por debajo de su barbilla o sobre su pecho. No dejes que el niño acaricie al perro sobre su cabeza, el perro podría tomar esto como un movimiento agresivo por parte del niño. Cuando el niño pueda acariciar al perro durante un minuto sin que el perro esté agitado o excitado, debes seguir adelante.

  4. 4

    Deja que el niño se acerque a tu perro sujeto con correa y que lo acaricie por debajo de su barbilla. Si el perro no muestra señales de agresión o agitación, permite al niño que lo acaricie sobre la parte superior de su cabeza y sobre su lomo. Aumenta el tiempo de interacción de cuatro a cinco minutos. Continúa trabajando con el perro y con el niño, aumentando el tiempo que pasan juntos.

  5. 5

    Comienza a trabajar con los niños más pequeños siguiendo el mismo procedimiento que utilizaste para los niños mayores. Los niños suelen hacer movimientos rápidos y ruidosos, lo que puede asustar a un perro o hacerlo parecer agresivo. Trabaja con los niños mayores que son más calmos, luego desciende de acuerdo a los grupos de edad y eso le mostrará al perro que no toda la "gente pequeña" es agresiva.

Consejos y advertencias

  • No sólo trata a tu perro bien sino que debes elogiarlo verbalmente y con mimos porque él también podría mostrar agresión hacia la comida delante de un niño. Deja que un niño y tu perro jueguen en el mismo cuarto, manteniéndolos separados por barreras de seguridad o enjaulando al perro para que pueda ver que el niño está jugando y no le va a hacer daño.
  • Siempre existe el peligro de que un niño resulte herido por un perro. No dejes que un niño se aproxime al perro mientras no esté sujeto con correa y hasta que muestre que está cómodo con el niño. No permitas a un niño que se acerque a un perro enfadado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles