Cómo tratar la tos de las perreras en cachorros

Escrito por maria scinto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tratar la tos de las perreras en cachorros
(Wikipedia)

"Tos de las perreras" es el nombre común de la enfermedad conocida como traqueobronquitis infecciosa canina, bordetella or bordetellosis. Es muy común, aunque es fácilmente prevenible con una simple vacuna que se les puede dar a los cachorros de apenas 3 semanas. Si tu cachorro se infecta, sin embargo, la enfermedad es sencillamente tratable y tienes varias opciones para ayudarte a hacer que tu mascota se sienta más cómoda.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un veterinario
  • Antibióticos con receta (posiblemente)
  • Un humidificador
  • Miel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lleva a tu cachorro a un veterinario si empieza a mostrar síntomas de tos de las perreras, como tos seca y áspera o fluido nasal. En casos más severos tu veterinario quizás te recete un antibiótico, pero en casos más leves puede pensar que sea desaconsejable, ya que los síntomas de tos de las perreras tienden a desaparecer solos luego de unos 10 días.

  2. 2

    Deja que tu cachorro descanse en una cama cálida, limpia, libre de polvo y lejos del tráfico y del ruido. Asegúrate de que su collar no esté demasiado apretado y que no haya nada obstruyendo su respiración.

  3. 3

    Coloca un humidificador o hierve una olla de agua en la estufa para mantener el aire húmedo. El aire húmedo puede ser más sencillo de respirar para tu cachorro.

  4. 4

    Dale de comer a tu cachorro pequeñas porciones de miel para calmar su garganta irritada. Puedes disolver la miel en el agua que bebe, alrededor de una cucharadita de té por tazón lleno.

  5. 5

    Mantén a tu cachorro alejado de otros perros, gatos, conejos y conejillos de indias. Él continuará siendo contagioso por unas 6 a 14 semanas, mucho después de que sus síntomas hayan desaparecido.

Consejos y advertencias

  • Los cubos de hielo también pueden ayudar a aliviar la garganta de tu perro. Algunos criadores de perros y dueños de mascotas tienen fe ciega en colocar unas pocas gotas de peróxido de hidrógeno en el tazón de agua del perro (unas 3 gotas) - Si intentas esto, quizás quieras mezclar el peróxido de hidrógeno con la miel para ocultar cualquier sabor desagradable.
  • Si tu cachorro se torna excesivamente letárgico, pierde el apetito o comienza expectorar flema verde, puede haber desarrollado una infección secundaria que puede llevar a la neumonía si no la tratas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles