Usos del metanol como combustible

Escrito por mark fitzpatrick | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Usos del metanol como combustible
La quema de madera a nivel industrial puede crear combustible de metanol. (Kim Carson/Stockbyte/Getty Images)

El metanol es un combustible que proviene de la descomposición del carbono de los productos con biomasa como el gas natural, el carbón y la madera o plantas. El metanol proviene en la mayoría de los casos del gas natural, ya que es más barato de extraer de la Tierra y se aprovecha durante la manufactura y el refinado. El metanol tiene muchos usos como combustible para dispositivos tales como los motores de combustión interna.

Otras personas están leyendo

Coches

Un beneficio de usar metanol es el efecto positivo en el consumo por milla. Esto también es el caso de los vehículos con motor que usan una combinación de gasolina y metanol en sus sistemas de combustible. Los sistemas de combustible de los coches, específicamente los de motores de combustión interna, necesitan adaptarse ligeramente al metanol, si habitualmente usan gasolina. Se debe crear un inyector de combustible más grande y usar sensores que puedan revisar la composición del combustible en el vehículo.

Energía eléctrica

Como el gas natural, el metanol se puede usar para ayudar a generar energía eléctrica. Se pueden crear celdas eléctricas de combustible que metanol para generar electricidad que abastezca a pequeños productos, como un teléfono celular. Conocidas como celdas de combustible directo-metanol, o DMFC por sus siglas en inglés, estas celdas cuentan con la ventaja de la reacción volátil del metanol ante la oxidación, lo cual produce corrientes eléctricas como resultado. Aunque la gasolina puede producir mucha más electricidad en celdas similares, los 6 kWh/kg que se obtienen a partir de DMFC son suficientes para abastecer dispositivos pequeños y se pueden utilizar para crear nuevas líneas de vehículos alimentados con estas celdas.

Producción química

El metanol es útil en la producción de compuestos químicos que tienen un amplio rango de usos. Como producto de carbono, el metanol se puede mezclar con productos agrícolas, creando un alimento útil para plantas y animales. El metanol también se puede mezclar para crear solventes e inhibidores químicos que son útiles en los procesos químicos, como el formaldehído, agentes refrigerantes, tratamiento de cloacas y procesamiento de gas natural.

Uso futuro de la energía

Aunque el metanol es difícil de producir y refinar, tiene algunas ventajas sobre otros combustibles alternativos. Específicamente, cuando se lo compara con un producto combustible como el hidrógeno, el metanol cuenta con la infraestructura existente para crear y almacenar el combustible. Un combustible como el hidrógeno requiere alterar toda la energía de la infraestructura de un país cuando se lo compara con combustible similares. El metanol, como es un combustible basado en gas o carbón, se puede aprovechar de forma relativamente más económica en comparación a crear o almacenar un nuevo combustible como el hidrógeno. Por lo tanto, el metanol se puede crear y guardar para usarlo en un futuro, como fuente de combustible y de energía eléctrica en la red eléctrica de un país.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles