Cómo se ven afectados los niños que presencian el abuso verbal entre sus padres

Escrito por lisa proulx | Traducido por florencia prieto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo se ven afectados los niños que presencian el abuso verbal entre sus padres
Los niños aprenden cómo comportarse a partir de los ejemplos que observan en su hogar. (Pixland/Pixland/Getty Images)

Cuando los niños presencian el abuso verbal entre las dos personas que más quieren en el mundo, es una experiencia devastadora y los afecta profundamente. Crecen con la idea de que este tipo de amor y de drama es normal, y los efectos pueden perdurar por mucho tiempo después de que se convierten en adultos y dejan su casa disfuncional.

Otras personas están leyendo

Baja autoestima

Cuando los niños están constantemente expuestos a un ambiente violento entre sus padres, desarrollan una definición pobre de sí mismos y de sus valores. Su autoestima puede verse asimismo dañada por las respuestas inconsistentes de sus padres respecto del comportamiento, lo que afecta profundamente al niño. Presenciar este grado de abuso emocional hace que el niño se sienta confundido, impotente e indefenso. Muchos niños se culpan por el odio que se tienen sus padres, lo que reduce aún más su autoestima. Los niños que se encuentran en estos ambientes por lo general se transforman en abusadores verbales o en víctimas de abusos. Las niñas que observan que sus madres son constantemente reprimidas, criticadas o abusadas también eligen hombres del mismo calibre y se convierten en víctimas del abuso ellas mismas. Los niños en este tipo de ambiente por lo general se convierten en agresores, delincuentes o en personas abusivas contra las mujeres y, de este modo, continúan con el ciclo de abuso. Sus hijos presenciarán este comportamiento y el ciclo continuará.

Falta de confianza en otros

Cuando los niños viven con dos personas en las que confían que se pelean constantemente y amenazan con irse del hogar o se van, durante una discusión, los niños pierden la fe en los adultos que los rodean. Al encontrarse en una situación tan delicada, el niño nunca sabe si será desatendido emocional y/o físicamente. Los padres pueden tratar de arreglar la situación con el niño luego del abuso, o temporalmente restaurar la confianza del niño en ellos, sólo para que vuelva a surgir el abuso. Cuando el ambiente del niño es caótico, no sabe en quién confiar ya que sus padres siempre están a punto de comenzar una nueva discusión. La tensión nunca desaparece.

Problemas de ira

Cuando los niños presencian peleas entre sus padres, por lo general comienzan a llamar la atención y a iniciar peleas ellos mismos. Están tan abrumados por los problemas en el hogar y no saben cómo desahogar esos sentimientos, entonces se enojan. Al sentir impotencia cuando abusan verbalmente a su madre, el niño puede iniciar una pelea con otro niño en la escuela. No puede pelearse con su padre, entonces se peleará con otra persona de sexo masculino. Frecuentemente, estos niños se convierten en hombres con problemas de ira y pueden provocar violencia grave como adultos. Se vuelven agresivos y se los suele confundir con agresores, a pesar de que estén sufriendo.

Depresión

Los niños por lo general se culpan por las peleas que tienen sus padres, lo que puede reducir su autoestima. Luego, sentirán depresión. La depresión puede conllevar a pensamientos suicidas, intentos extremos por llamar la atención o un comportamiento extremadamente complaciente. Los niños pueden cerrarse y perder interés en las cosas que alguna vez disfrutaron, y los padres suelen confundir este comportamiento con aburrimiento.

Trastornos emocionales

Cuando los niños están sometidos a una vida poco saludable en el hogar en donde el abuso verbal es frecuente, sentirán que no pueden manejar las situaciones de la vida diaria. Esto puede dar lugar a problemas como dificultad para concentrarse, problemas en la escuela, trastornos de estrés, fobias, tartamudeo, insomnio y enfermedades psicosomáticas. Generalmente, los padres no tratan este trastorno porque están abrumados por su propia situación. Como resultado, los niños terminarán sufriendo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles