DESCUBRIR
×

Cómo manejar el abuso emocional de tu marido

Actualizado 17 abril, 2017

El abuso emocional es por desgracia un problema serio para muchas mujeres casadas. Si te sientes degradada, poco apreciada o temerosa, o la falta de un fuerte sentido de ti misma, puedes ser víctima de abuso emocional. El abuso emocional es más difícil reconocer que el abuso físico, y de hecho, los abusadores emocionales puede que no tengan ni idea de que en realidad están haciendo algo que está mal. La raíz del abuso emocional radica en la necesidad de controlar y dominar y algunos hombres asumen que esto es su derecho y prerrogativa como hombre.

Instrucciones

El abuso emocional toma muchas formas de amenazas desde las físicas hasta el tratamiento del silencio. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)
  1. Identifica las características principales de abuso emocional. Por un lado, el abuso emocional es más difícil de identificar y de definir que el abuso físico. Mientras que el abuso físico deja moretones y lesiones que son claramente visibles y evidentes, el daño y las cicatrices que deja el abuso emocional son menos obvios. Algunas de las características principales que los abusadores emocionales utilizan contra sus víctimas incluyen (1) aislar a la víctima de su familia y amigos, (2) desalentar actividades independientes, (3) acusar a la víctima de la infidelidad, (3) obstruccionismo, no estar de acuerdo siempre y negándose a otorgar validez de la perspectiva de la víctima o punto de vista y (4) usar el sexo como arma. La motivación de su esposo es ejercer poder y control emocional degradantes por ti. Como resultado, puedes sufrir de sentimientos de ansiedad y depresión, falta de confianza en sí mismo y sentirse poco atractiva y sin valor.

  2. Reconoce las etapas del abuso. El abuso emocional, así como el físico, pasa por etapas. Una vez que termina un episodio abusivo, a menudo puede decirse que todo va a estar bien. El abuso emocional puede dividirse en cuatro etapas: (1) Te das cuenta de que la tensión entre tu y tu esposo está subiendo. Sientes la necesidad de aplacar a tu marido en un esfuerzo por evitar los abusos. (2) Un episodio de abuso se produce. Esto puede implicar gritos y amenazas, la frialdad y evasivas, la negativa a permitir que te involucres en una actividad y así sucesivamente. (3) Tu marido se disculpa por su comportamiento. A menudo implícita en la disculpa te está desplazando la culpa a ti. (4) La relación se vuelve a un estado de calma después de la disculpa, tentando a perdonar el abuso y creyendo que es posible que no vuelva a ocurrir.

  3. Busca el apoyo de familiares y amigos. Insiste en tu derecho a mantener una relación sana con tus amigos y familiares, y no aceptes un no por respuesta. Explica la situación a tus amigos más íntimos y familiares, y solicita el apoyo de ellos. Pídeles que te llamen, te envíen correos electrónico y que te visiten personalmente.

  4. Desarrolla un fuerte sentido de ti misma y de tu autoestima. Buscar ayuda profesional de un terapeuta calificado es un paso importante en este sentido. Únete a un grupo de apoyo de mujeres que son víctimas de abuso emocional también ayuda a trabajar y entender los problemas relacionados con el abuso emocional y cómo afecta tu propia identidad. Siempre recuerda que tu no eres el origen del problema. Los orígenes de abusos psíquicos tienen su origen en el abusador, historias sociales y fisiológicas.

  5. Insiste en que tu esposo busque ayuda profesional para lidiar con tu comportamiento abusivo. El abuso emocional no sólo afecta a la víctima inmediata, tiene graves efectos perjudiciales en los niños también. Muchos abusadores aprenden los patrones de conducta abusiva de sus padres.

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article