Hogar

Cómo volver a adherir los azulejos a la pared

Escrito por robert ferguson | Traducido por maría florencia lavorato
Cómo volver a adherir los azulejos a la pared

Reparar los azulejos por ti mismo te ahorra dinero.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

El adhesivo de azulejos se vuelve quebradizo con el tiempo, haciendo que el azulejo se afloje o caiga de la pared. Si el problema se limita a sólo unos pocos azulejos, la reparación evita el reemplazo total. La reparación de azulejos por ti mismo es moderadamente fácil y te ahorra el dinero que de otra forma se destinaría a pagar por un colocador profesional. Con algunos trucos del oficio, es posible lograr una reparación profesional.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lona
  • Espátula
  • Rascador para pisos pequeño
  • Aspiradora
  • Mastic, pegamento u otro tipo de adhesivo
  • Llana dentada en V o cuadrado dentado
  • Esponja
  • Paleta
  • Cruces de juntas
  • Lechada
  • Cubo
  • Espátula para juntas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cubre los pisos y las superficies de trabajo con lonas para proteger las superficies de la caída de escombros o herramientas.

  2. 2

    Quita los azulejos sueltos de la pared. Cuando reemplaces los azulejos caídos, repara los demás azulejos sueltos en el área. Esto te ahorra tiempo y dinero al abordar el problema de una vez en lugar de regresar y hacer un desastre después.

  3. 3

    Usa una espátula para masilla o un raspador para pisos pequeño para limpiar la parte trasera y los bordes de las baldosas y eliminar cualquier capa delgada de masilla y lechada de la instalación anterior. Este es un paso importante cuando vuelves a utilizar los azulejos originales. Si no eliminas el pegamento, la masilla, y la lechada, el azulejo no se asentará al ras en el espacio.

  4. 4

    Retira el adhesivo de la pared con la espátula para masilla o un raspador para pisos. Si no retiras el viejo adhesivo, el azulejo no se podrá colocar correctamente.

  5. 5

    Aspira los espacios vacíos en la pared para eliminar el polvo fino y los residuos restantes.

  6. 6

    Determina qué tipo de adhesivo se utilizó originalmente para instalar el azulejo. Los pequeños azulejos de 6 pulgadas (15 cm) o menos se instalan utilizando masilla adhesiva. Los azulejos más grandes requieren el uso de pegamento. El pegamento se mezcla previamente mientras que el material de fraguado se mezcla en el momento. Es posible adjuntar azulejos más pequeños con silicona u otro tipo de adhesivo de construcción en áreas pequeñas.

  7. 7

    Aplica el adhesivo en la parte posterior de un azulejo, usando la llana dentada en V para aplicar la masilla o una llana de dientes cuadrados para la aplicación del material de fraguado. Retira el exceso de adhesivo de la cara del azulejo y las juntas de lechada con una esponja húmeda y/o la llana.

  8. 8

    Presiona firmemente la pieza en su lugar. Alinea el azulejo para que la junta de lechada esté igual en todos los lados. Los pequeños azulejos deben permanecer en su lugar sin resbalar. Los azulejos más grandes pueden requerir la colocación de separadores, especialmente en la parte inferior de la junta de lechada, para sujetar el azulejo en la ubicación adecuada.

  9. 9

    Deja que el azulejo se establezca. El tiempo necesario depende del tipo de adhesivo, para lo cual debes referirte a las instrucciones del fabricante. Una vez que la pieza se establece, aplica la lechada. Compra lechada que se encuentre lo más próxima posible al color de la original.

  10. 10

    Mezcla la lechada en una cubeta limpia con la llana hasta que tenga la consistencia de la mantequilla de maní cremosa. Aplica el mortero con una espátula para juntas en la zona reparada; trabaja la lechada en las juntas de lechada. Utiliza una esponja húmeda para eliminar el exceso de lechada y suavizar la masilla en la junta.

  11. 11

    Deja que la lechada desarrolle una bruma ligera. Usando una esponja y un cubo de agua limpia, frota suavemente el área reparada para eliminar la neblina. Repite este paso dos o tres veces para eliminar la bruma.

Consejos y advertencias

  • Si el azulejo original se rompe, utiliza piezas similares o decorativas para reemplazarlo.
  • Si el color de la lechada es imposible de igualar, vuelve a aplicar mortero en la zona embaldosada con todo el color de la lechada nueva.
  • Usa gafas de seguridad si este proyecto implica el corte de azulejos.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media