Cómo quitar la lechada vieja y manchada de las baldosas y reemplazarla

Escrito por kimbry parker | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar la lechada vieja y manchada de las baldosas y reemplazarla
(Boden image by Milosz Bartoszczuk from Fotolia.com)

La lechada suele colocarse entre las baldosas para protegerlas de la humedad y para sostenerlas bien en su lugar. No es infrecuente que la lechada vieja se manche y se ensucie con el tiempo. Quitar la lechada vieja y reemplazarla con una nueva es esencial para preservar la apariencia de tu superficie embaldosada. Renovar la lechada es una forma rápida de embellecer cualquier superficie de baldosas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una sierra para lechada
  • Hojas extra para la sierra de lechada
  • Una navaja
  • Un pincel pequeño
  • Una aspiradora con un accesorio de manguera
  • Lechada
  • 2 cubos
  • Una llana
  • Agua
  • Una esponja para lechada
  • Paños suaves

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra una sierra para lechada y algunas hojas extra. Esta herramienta no es cara y está diseñada específicamente para quitar lechada.

  2. 2

    Coloca la sierra sobre cualquiera de las uniones. Mueve la sierra de atrás hacia adelante, haciendo un movimiento de vaivén sobre la lechada para quitarla. Debes quitar al menos 1/16 de pulgada (1,5 mm, aproximadamente) de lechada vieja. Ten cuidado de no dañar o rayar con la sierra la superficie de la baldosa. Reemplaza la hoja de la sierra cuando se vaya desafilando.

  3. 3

    Rompe cualquier resto de lechada vieja usando una navaja. Algunas partes de la lechada que están pegadas a los bordes de las baldosas no saldrán fácilmente con la sierra. Rompe con cuidado estos trozos de lechada con la navaja.

  4. 4

    Cepilla las uniones. Usa un pincel pequeño para quitar la lechada suelta y los trocitos de las uniones. A continuación, aspira las uniones y los alrededores con una aspiradora que tenga un accesorio de manguera. Es importante que las uniones de las baldosas estén limpias y libres de cualquier suciedad y polvo antes de aplicar la lechada nueva.

  1. 1

    Mezcla la lechada en un cubo siguiendo las instrucciones del fabricante. También puedes usar la lechada que viene ya preparada si lo prefieres.

  2. 2

    Comienza a trabajar desde la parte posterior de la habitación y ve avanzando hacia la puerta si vas a reemplazar la lechada del piso. Para la lechada de la pared, trabaja desde la parte superior de la pared hacia abajo. Trabaja en secciones cuando apliques la lechada; como se seca rápidamente, es importante trabajar en secciones pequeñas para que no se endurezca en la superficie de la baldosa. Por lo general, debes esperar unos 20 minutos para que la lechada comience a endurecerse.

  3. 3

    Toma una buena cantidad de lechada del cubo con la llana. Inserta la lechada dentro de las uniones valiéndote de la herramienta.

  4. 4

    Pasa la llana en diagonal, de atrás hacia adelante, sobre las uniones con lechada varias veces. Sostén la llana a un ángulo de 30º, aproximadamente. Presiona un poco mientras hace esto para introducir bien la lechada en la unión. Continúa haciendo esto en cada una de las uniones hasta que sientas una resistencia al intentar introducir la lechada. Esta es la indicación de que la unión está llena.

  5. 5

    Sostén la llana vertical y pásala en diagonal sobre las uniones un par de veces. Esto eliminará el exceso de lechada de las uniones y de las baldosas.

  6. 6

    Llena un cubo con agua. Sumerge una esponja para lechada y escúrrela.

  7. 7

    Pasa la esponja en diagonal sobre las uniones con lechada. Evita limpiar la misma unión más de una vez a menos que sea realmente necesario, pues con cada pasada, la esponja quitará más lechada. Enjuaga y escurre la esponja después de cada pasada.

  8. 8

    Quita la lechada de la superficie de las baldosas con la esponja mojada. Haz esto con cuidado para no quitar la lechada de las uniones.

  9. 9

    Continúa este proceso en cada sección pequeña de baldosas hasta terminar de llenar todas las uniones.

  10. 10

    Deja que la lechada se seque durante unas seis horas o el tiempo que recomiende el fabricante. Pule las baldosas con un paño suave para quitar los residuos que hayan podido quedar.

Consejos y advertencias

  • Mezcla la cantidad suficiente de lechada para trabajar durante unos 20 minutos, pues se endurece rápidamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles