Cómo hacer abrillantador de aluminio casero

Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Los agentes de limpieza y pulimento caseros suelen contener menos químicos que sus contra partes comerciales y generalmente cuestan mucho menos. Hacer un limpiador de aluminio casero es simple pero es algo que debe ser hecho afuera en condiciones de buena ventilación. Los abrillantadores de aluminio caseros generalmente funcionan tan bien, si no mejor, que las opciones comerciales.

Paso 1

Enciende el quemador de gas afuera donde haya buena ventilación, vierte el alcohol mineral en la olla y pon una llama baja.

Paso 2

Rompe el ladrillo de compuesto de pulido en dos o tres pedazos, y ponlo en la olla, revolviendo continuamente con un palo hasta que el ladrillo se haya disuelto y no haya grumos. Enfría durante la noche.

Paso 3

Agrega amoniaco a la mezcla fría de a poco, revolviendo hasta que alcance la consistencia deseada. El amoniaco reacciona con la mezcla y lo convierte en una pasta, agrega más de 2 cucharadas si quieres un lustre más fino.

Paso 4

Frota la pasta sobre el aluminio con un trapo suave, puliendo hasta que aparezca una mancha negra en la superficie y límpiala. Repite si es necesario.

Más reciente

×