Cómo hacer aceite de orégano

El aceite de orégano es una preparación beneficiosa. El orégano es una hierba aromática que tiene propiedades antisépticas, antibacterianas, antihongos, antiparásitos y antivirales. Su nombre científico es Orégano vulgare y su nombre es de origen griego, que significa "la alegría de las montañas." Su aceite es utilizado para cocinar y para el masaje. El aceite de esencia de orégano puede ser extraído de las hojas a través de la destilación, obteniéndose el beneficio concentrado de la hierba de orégano a granel para fines medicinales y terapéuticos. Sin embargo, su aceite puede hacerse de una infusión de orégano y aceite.

Paso 1

Lava el orégano fresco y déjalo que se seque. Colócalo sobre una servilleta de papel o una toalla y déjalo secar al aire.

Paso 2

Suavemente golpea las ramas de orégano con el ablandador de carne en una tabla de cortar, para romper la superficies de las hojas. Ponlo a un lado.

Paso 3

Calienta 1 taza de aceite hasta que esté un poco caliente. Viértelo en un recipiente de vidrio limpio con tapa.

Paso 4

Coloca el orégano en el aceite caliente. Agita el frasco para que el orégano se mezcle con el aceite y comience el proceso de liberar el aceite de orégano en el aceite base.

Paso 5

Deja reposar en el refrigerador durante 3 días, para que el aceite de orégano se mezcle bien con el aceite base. Utilízalo ya sea para la preparación de alimentos o para masajes.

Más reciente

×