DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo preparar repollo frito

El repollo se compra por el tamaño de su cabeza pero la mayoría de los cocineros no la utilizan toda para una ensalada triturada u horneada. Con esta sencilla receta puedes freír el resto del repollo y hacer un delicioso plato.

Instrucciones

Digital Vision/Digital Vision/Getty Images
  1. Corta la cabeza del repollo en segmentos de aproximadamente ½ pulgadas (1.7 cm) de ancho. La longitud es de poca importancia siempre y cuando los segmentos no se salgan de los bordes del sartén.

    Loading ...
  2. Vierte una cantidad suficiente de tu aceite preferido para cocinar en una sartén o wok para cubrir el fondo de la superficie y a continuación enciende el fuego.

  3. Calienta el aceite hasta el punto en que la superficie empieza a brillar y a parecer que quiere moverse. Los puntos de inflamación varían según el tipo de aceite pero su comportamiento indica “muy caliente, pero aún no se quema” con cualquier tipo.

  4. Agrega toda la pila de los segmentos de repollo a la sartén. Si has calentado el aceite adecuadamente, éste será un paso bastante ruidoso.

  5. Voltea y revuelve constantemente el repollo con una espátula resistente al calor. La sartén está caliente y el repollo no va a permanecer en ella por mucho tiempo.

  6. Sazona al gusto mientras lo fríes. Unas sugerencias son: sal, pimienta negra molida, comino o semillas de amapola y un poco de tu vinagre favorito.

  7. Retira el repollo de la sartén o wok y sírvelo en un plato cuando se haya reducido y tenga un toque marrón en sus bordes; después de 5 minutos de cocción. Sírvelo bien caliente.

Loading ...

Consejos

  • Este método funciona con cualquier tipo de repollo, ya sea verde, rojo, rizado o napa/chino.

Advertencias

  • Empuña la espátula con firmeza y ten cuidado de las salpicaduras de aceite en los ojos.

Necesitarás

  • Cabeza de repollo fresco sin corazón
  • Cuchillo afilado
  • Sartén o wok
  • Aceite de cocina
  • Espátula resistente al calor
  • Sazonadores al gusto
Loading ...