Cómo hacer aceite de sésamo

••• Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

El aceite de sésamo, también llamado aceite de ajonjolí, es un aceite vegetal hecho a partir de semillas de sésamo. Es utilizado para la cocción en muchos países y es utilizado para realzar sabores en la cocina china. Hay muchos ácidos grasos que son buenos para el corazón en este aceite, tales como ácidos grasos almíticos, oleicos, linoleicos y eicosenoicos. Estos son hallados en todas las semillas de sésamo, así también como el aceite natural que es un subproducto de las semillas. Esta receta te servirá para producir 2 cucharadas de aceite.

Passo 1

Añade el aceite y las semillas de sésamo a la licuadora. Enciéndela en una velocidad media y deja que funcione hasta que el contenido esté suave. Esto creará una cremosa pasta de sésamo, y el aceite de sésamo flotará hasta la superficie una vez haya que reposado la preparación.

Passo 2

Vierte el contenido en un tazón y deja que repose una hora. El aceite de sésamo flotará hasta la superficie de la mezcla. Retíralo con una cuchara y colócalo en una taza. Simplemente coloca la cuchara en la mezcla y deja que el aceite entre en la cuchara, hasta que esté llena.

Passo 3

Coloca un envoltorio plástico en la parte superior de la taza y presiona con suavidad alrededor del borde de ésta. Esto sellará la frescura del aceite y hará que sea más fácil conservarlo refrigerado.

Más reciente

×