Cómo alimentar gatos con sardinas

cat image by maxthewildcat from Fotolia.com

Las sardinas son un alimento maravilloso, saludable para darle a tu gato. No sólo a tu gato le encantará el placer del pescado delicioso, ya que las sardinas son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, lo cual da al sistema inmunológico de tu gato un impulso y ayuda a prevenir enfermedades del corazón. A pesar de que puede ser confuso elegir el envase de sardinas más beneficioso de las muchas opciones en el pasillo de tu supermercado, hay pautas que te ayudarán a elegir el pescado correcto para alimentar a tu felino favorito.

Paso 1

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Selecciona el tipo de sardinas correcto. Empacadas en una variedad de líquidos y salsas con sabores que incluyen crema, salsa de tomate y mostaza, las sardinas empacadas en agua son las mejores para tu gato. Las sardinas en aceite también funcionarán y tu gatito recibirá una ayuda extra del aceite. Si tu única opción es la sardina en salsa, lee los ingredientes y asegúrate de que el polvo de cebolla no esté en la lista, las cebollas son tóxicas para los gatos. Enjuaga la salsa antes de darle el pescado a tu gato.

Paso 2

Michael Blann/Lifesize/Getty Images

Agrega las sardinas a la cena de tu gato. Un gato adulto sólo necesita una sardina al día con el fin de recibir todo los ácidos grasos omega-3 que necesita para una salud óptima. Coloca la sardina en la parte superior de la comida de todos los días de tu gato o pícala con la croqueta.

Paso 3

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Prepara una comida de sardina. En lugar de alimentar a tu gato con una sardina al día, puedes designar una comida por semana como "la cena de sardinas" y alimentar a tu gato con todas las sardinas que normalmente tendrías para el plazo de una semana. Sustituye la croqueta seca con las sardinas, no te preocupes por los huesos, son lo suficientemente suaves para masticar por tu gato sin efectos negativos y añaden la fibra necesaria para su dieta.

Más reciente

×