Cómo arreglar fórmica que se hinchó debido a la humedad

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

La fórmica es un material laminado común usado en encimeras de cocinas y baños. Se instala uniendo láminas de fórmica a la superficie inferior, por lo general de madera. Debido a la presencia de los sumideros y líquidos en cocinas y baños, es posible que el agua pase entre la fórmica y la superficie a la que está unida. Esto hace burbujear la fórmica que, si se deja desatendida, puede dañar permanentemente o arruinar toda la hoja de material, requiriendo su sustitución. El burbujeo menor puede ser reparado si se detecta a tiempo.

Quitar fórmica

Paso 1

Desliza el cuchillo entre la fórmica y el mostrador.

Paso 2

Tira lentamente de la fórmica, usando el pegamento solvente según sea necesario.

Paso 3

Aplica presión donde la fórmica sigue en su lugar para ayudar a proporcionar apalancamiento.

Reparar la fórmica

Paso 1

Elimina la suciedad entre las dos superficies y asegura que el área esté seca.

Paso 2

Cubre tanto la superficie de la encimera como el lado inferior de la fórmica con cemento de contacto.

Paso 3

Levanta la fórmica con las varillas de paleta, evitando que toque la superficie del mostrador.

Paso 4

Deja que el cemento de contacto se seque. Una vez seco, se une consigo mismo, es decir, la parte inferior de la fórmica se puede fijar de nuevo a la superficie del mostrador.

Paso 5

Retira las varillas de paleta y empuja lentamente el reverso de la fórmica en contacto con el mostrador, prestando especial atención a eliminar cualquier burbuja.

Paso 6

Coloca un objeto pesado sobre la fórmica para asegurar la unión de cemento de contacto correctamente.

Paso 7

Deja que el cemento de contacto seque por 24 horas.

Paso 8

Aplica sellador de agua a los bordes de la fórmica para garantizar que no entre humedad adicional.

Más reciente

×