Cómo arreglar un suéter de lana lavado y dañado

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Si lavas un suéter que es 100 por ciento de lana, el agua caliente y la agitación puede hacer que se cubra de pelusa y se encoja. El primero es el resultado causado por las fibras de lana que se rozan entre sí, que puede borrar la visibilidad de los puntos tricotados o de croché. Mientras que un suéter dañado nunca se verá igual que antes, debido a la alteración de las fibras, puedes estirar el tejido de nuevo con un proceso llamado bloqueo.

Passo 1

Lava a mano el suéter en un fregadero lleno de agua fría. Utiliza una tapita de acondicionador para cabello libre de silicona en lugar de jabón y extiende el suéter suavemente en el agua sin agitarlo.

Passo 2

Rueda el suéter como un rollo de jalea en una toalla absorbente grande, presionando suavemente el exceso de agua.

Passo 3

Cubre una superficie blanda con otra toalla grande. Una cama o un sofá funciona bien. Coloca el suéter en la toalla

Passo 4

Estira el suéter de nuevo en su forma y fíjalo todo el camino alrededor de los bordes, insertando alfileres derechos cada 1 a 2 pulgadas (2,5 a 5 cm).

Passo 5

Deja que el suéter se seque al aire completamente. Dependiendo del grosor de la lana y el clima, esto puede tomar hasta dos días.

Más reciente

×