Cómo arreglar las tuberías de agua debajo de una casa de losa

••• Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Las casas de losas fueron una característica de la industria de la vivienda en los años 1960, 1970 y 1980. Estas casas se podrían construir de forma rápida y barata, lo cual hizo que fueran una opción de casa común en las zonas crecientes del país. Estas casas tenían generalmente las líneas de calefacción, climatización y fontanería enterradas bajo la losa de cimentación de hormigón. Este método de construcción conduce a problemas cuando ocurren fugas en las tuberías de agua o se deterioran los conductos de calefacción. Las fugas en la tubería del agua a menudo se sospechan cuando el recibo del agua sube dramáticamente sin razón aparente.

Passo 1

Determina la fuente de la fuga. Encontrar la fuga puede ser un problema si la línea de agua dañada se encuentra profundamente dentro de la estructura de la casa. Puedes ser capaz de detectar la fuga por las diferencias de presión en los grifos. Una fuga en una tubería de agua caliente a menudo se puede detectar por el calor en el suelo donde se ha producido la fuga.

Passo 2

Cierra el agua en la válvula principal de la casa.

Passo 3

Elimina todos los revestimientos del suelo de la zona de trabajo, así como los tableros del subsuelo hasta que la losa de hormigón esté expuesta.

Passo 4

Corta un agujero en la losa de cimentación utilizando un martillo neumático lo suficientemente grande como para exponer el área dañada de la tubería y para permitir trabajar sobre ésta. La mayoría de las losas de las casas son de 3 a 5 pulgadas (7,62 a 12,7 cm) de espesor, por lo que se requiere mucho trabajo para romper a través de este espesor.

Passo 5

Retira la parte dañada de la tubería aflojándola en las conexiones cercanas o cortándola si es necesario.

Passo 6

Reemplaza con una nueva sección de tubería de la longitud correcta. El tubo debe coincidir con el tubo existente; es decir, un tubo de cobre que coincida con otro tubo de cobre, un poli gris para un poli gris o PVC para un tubo de PVC. Conecta en su sitio utilizando un conector adecuado, envolviendo las roscas con teflón, para un ajuste a prueba de fugas. Aprieta el tubo nuevo con seguridad.

Passo 7

Abre el suministro de agua para tu casa nuevamente. Asegúrate de que no hay fugas en la nueva sección de la tubería que acabas de instalar.

Passo 8

Mezcla el hormigón y vuelve a parchear el área abierta. Alisa el hormigón húmedo a una superficie plana con una paleta y deja que se seque completamente de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta.

Passo 9

Vuelve a colocar los materiales del suelo sobre la zona reparada.

Más reciente

×