Cómo hacer que los cajones se deslicen fácilmente y no se traben

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Tratar de abrir un cajón trabado puede ser frustrante y una pérdida de tiempo que le añade minutos a tu rutina. Los cajones suelen trabarse cuando se gastan sus deslizadores o cuando la madera de expande en condiciones climáticas muy húmedas. Puede solucionar estos problemas con artículos comunes que encuentras en cualquier ferretería.

Paso 1

Abre el cajón tanto como puedas sin forzarlo. Coloca una linterna encendida adentro y déjala por 15 minutos. El calor de la linterna secará la madera y hará que vuelva a su tamaño normal para que puedas abrir el cajón.

Paso 2

Quita el cajón y vacíalo.

Paso 3

Examina los rieles en la parte de abajo del cajón y busca cualquier punto brillante en donde se choque con la madera. Lija estos puntos para reducir la fricción, prueba el cajón y vuelve a lijar hasta que se deslice más suavemente.

Paso 4

Pasa una vela o jabón por los rieles del cajón para que se deslicen más fácilmente si lo cargas de objetos pesados.

Paso 5

Coloca chinchetas de cabeza plana a lo largo de los rieles si necesitas levantar el cajón para quitarlo o si no cierra totalmente.

Paso 6

Lava el cajón con agua y jabón. Deja que seque completamente y cúbrelo con un sellador para madera o con cera si el cajón tiende a trabarse en climas húmedos.

Más reciente

×