Cómo cambiar a una piscina de agua salada

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

¿Amas tu piscina pero odias la idea de usar muchos químicos para mantener el agua limpia? Estarás feliz de escuchar que ahora tienes una opción segura para el medio ambiente: simplemente la sal. Así es, puedes mantener el agua limpia cambiando el sistema de cañerías de la piscina que funciona con químicos por uno que funciona con sal. Las piscinas con agua salada han existido por años en otras partes del mundo. Ahora, debido a las ventajas para el medio ambiente y los posibles ahorros que suponen, estas piscinas se están volviendo cada vez más comunes en Estados Unidos.

Cómo funcionan las piscinas de agua salada

Paso 1

Agrega un generador de cloro al sistema de cañerías de la piscina. El generador funciona con sal agregada al agua para producir el cloro activo que se necesita para mantener el agua limpia, así no necesitas poner continuamente cloro y otros químicos.

Paso 2

Empieza el cambio agregando sal a la piscina. La cantidad de sal que necesita la misma depende de su tamaño, sin embargo se calcula 50 libras (22,68 kg) de sal por 1.200 galones (4.542,49 l) de capacidad.

Paso 3

Instala el generador de cloro (después del filtro y del calentador) cortando en las líneas de retorno e instalando caños de PVC para que el agua corra a través del generador y vuelva a la línea de retorno.

Paso 4

Dale corriente al generador de cloro y conecta los cables al circuito de cañerías para que el generador se prenda y se apague cuando el sistema de cañerías lo haga.

Paso 5

Ahora haz circular el agua salada por el sistema, inclusive por el generador de cloro. Por medio de un proceso de electrólisis, las moléculas de sal (cloruro de sodio) están separadas en sodio y cloro. Al mismo tiempo, un átomo de hidrógeno se libera de las moléculas de agua.

Paso 6

Ten en cuenta que los átomos de hidrógeno y cloruro se combinan para formar hipoclorito de sodio (cloruro), que en realidad purifica el agua de la piscina.

Paso 7

Después de desinfectar la piscina, el cloruro se vuelve a combinar con el sodio, se convierte en sal, y el proceso empieza otra vez.

Cuidando la piscina de agua salada

Paso 1

Realizar el mantenimiento del sistema de generador de cloro es fácil. Los sistemas modernos examinan los niveles de sal y tienen luces que te indican si el nivel necesita ser ajustado.

Paso 2

Considera que muchos sistemas de cloradores tienen una función incorporada que les permite realizar una limpieza automática; es decir, son sistemas autolimpiables.

Paso 3

Examina todos los días el nivel de sal en el agua (usa una tira de ensayo que puedes comprar en tiendas de suministros para piscinas).

Más reciente

×