Cómo colocar una aspirina en el agua de las flores frescas

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

El uso de flores frescas para decorar una habitación requiere un poco de mantenimiento. Colocar una aspirina en el agua puede mantener la hermosa apariencia de las flores durante períodos de tiempo prolongados. Existen varias explicaciones que respaldan la efectividad de la aspirina. Según Brooklyn Botanical Garden (ver Recursos) esto se puede deber a su contenido de carbohiratos. El uso de aspirinas es un método económico y sencillo para disfrutar tus flores más tiempo.

Paso 1

Coloca una tableta de aspirina sobre una cuchara limpia. Coloca otra cuchara sobre la primera, de modo tal que la parte convexa se ubique sobre la aspirina. Sostén firmemente el utensilio inferior. Ejerce presión sobre la cuchara superior para moler la aspirina.

Paso 2

Retira la cuchara superior. Sostén la cuchara con la aspirina molida sobre la parte superior del florero que contiene el agua y empuja la aspirina dentro del florero con tus dedos. Luego coloca las flores frescas.

Paso 3

Cada vez que cambies el agua, coloca una nueva aspirina. Lava el florero antes de rellenarlo con agua a temperatura ambiente, según lo explica el sitio web de Dimar Florist (ver Recursos).

Más reciente

×