Cómo comprar alimentos naturales orgánicos al por mayor

La comida orgánica es una alternativa saludable a los alimentos producidos en masa y procesados. Sin embargo, para algunos consumidores el costo elevado de los alimentos orgánicos es un impedimento. Comprar comida orgánica al por mayor en las tiendas naturistas, granjas comunales y tiendas de comestibles puede ofrecer unos ahorros significativos si la almacenas y la utilizas adecuadamente.

Comprar al por mayor

Paso 1

Evalúa tu espacio de almacenaje. Los granos, legumbres y cereales deben ser guardados en una despensa o armario frío y oscuro. Si es posible, la zona de almacenaje no debe estar por encima o inmediatamente adyacente a tu refrigerador u horno para proteger estos artículos del exceso de calor.

Paso 2

Ve de compras. Los alimentos orgánicos están más disponibles que antes pero encontrarás las selecciones mayores en tu tienda naturista local. Busca los envases al por mayor donde encontrarás arroz, legumbres, harinas, cereales y frutas secas disponibles para comprarlas a granel.

Paso 3

Compra de forma local. Visita los mercados de agricultores donde encontrarás una gran selección de productos de temporada y de campo. Pon a punto tus técnicas de congelado, secado y enlatado para sacar provecho de estas frutas, verduras y hierbas frescas de la granja. Muchos mercados también tienen pan, queso y carne orgánica.

Paso 4

Compra recipientes de calidad. Una selección de recipientes de plástico o de vidrio de varios tamaños te proporcionará un almacenaje de artículos sin polvo ni insectos. Los que son transparentes facilitan la identificación. Busca los especializados que tengan caños para surtir o marcadores de cantidad para mantener un registro de las cantidades.

Paso 5

Vacía tu congelador. Deshazte de cualquier cosa sin identificar o vieja, incluso si significa que te quedas con una caja pequeña de helado y algunos cubitos de hielo. Comprométete a empaquetar, marcar y fechar con claridad todos los futuros alimentos congelados y a utilizarlos en un plazo de seis meses.

Paso 6

Considera usar un sellador al vacío. Estos selladores alargan la vida útil de los alimentos secos y congelados. En cuanto a las frutas y verduras delicadas, debes congelarlas antes de se amontonen para evitar que se aplasten. Existen recipientes de lata especializados para los cereales y las pastas.

Paso 7

Sé realista. No compres más de lo que utilizarás en cuatro o seis meses, dependiendo de tu método de almacenaje.

Más reciente

×