Cómo darse cuenta si una hamburguesa se echó a perder

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas e inglés), la carne de hamburguesa no es lo mismo que la carne molida. Este supervisor nacional de alimentos de Estados Unidos permite que grasa de vacuno se añada a la "carne de hamburguesa" durante el proceso, pero no a la carne molida. Más allá de esta diferencia con respecto a la grasa, el proceso es relativamente el mismo. Debido a que la carne de hamburguesa es molida, una mayor parte de ella está expuesta a las bacterias peligrosas, tales como Salmonella o Staphylococcus. Para evitar el consumo de carne contaminada, lo que necesitas saber es cómo comprobar la frescura de la carne de la hamburguesa sin probarla.

Paso 1

Examina el envasado de carne de hamburguesa para encontrar la fecha de "vender antes de". Esta fecha minorista le dice al consumidor cuándo debe lanzar el paquete a la basura. Si la fecha actual es mayor a la fecha de "vender hasta", ten en cuenta que la carne está mala.

Paso 2

Abre el embalaje de la carne de hamburguesa usando una hoja de cuchillo. Corta a lo largo del borde del envase, perforando el plástico. Huele la carne de hamburguesa. Si la carne huele a agrio o podrido, es mala.

Paso 3

Fíjate en el color de la carne de hamburguesa. Si el color de la carne ha cambiado de color rojo y rosa a totalmente blanco, gris o marrón, la carne se ha echado a perder.

Más reciente

×