Cómo congelar tamales

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

Los tamales, un plato latinoamericano, se cocinan frecuentemente en ocasión de celebraciones y reuniones familiares. Contienen una amplia variedad de rellenos, como cerdo o langostinos. La envoltura de los tamales cambia con frecuencia, pero la de harina de maíz se han vuelto las más populares. Ya que los tamales sirven a una gran cantidad de gente, muchas veces sobran algunos. Puedes congelar en forma segura cualquier resto que te quede para usar más adelante. Guárdalos en el congelador asegurándote que el aire no entre en contacto con los tamales haciendo que se quemen quemen de manera antiestética en el congelador.

Cómo congelar tamales

Paso 1

Cocina los tamales según tu receta. Siempre debes cocinar los tamales antes de congelarlos para evitar enfermedades transmitidas por los alimentos y la amenaza de bacterias dañinas.

Paso 2

Deja que los tamales se enfríen por completo. No permitas que estén durante dos horas a temperatura ambiente, sino espera a que se enfríen antes de prepararlos para guardarlos en el congelador.

Paso 3

Envuelve cada tamal en dos hojas de papel de aluminio. Cierra cada lado del papel para asegurarte de que no le llegue aire.

Paso 4

Coloca los tamales envueltos en papel aluminio en una bolsa con cierre o en un recipiente para congelador. Quítale todo exceso de aire a las bolsas para congelador.

Paso 5

Agrégale un trozo de cinta adhesiva a la bolsa o el recipiente. Escribe la fecha y el contenido con un marcador para asegurarte de consumir los tamales como máximo dentro del año de preparados.

Más reciente

×