Cómo construir una villa navideña en miniatura

Las artesanías y decoraciones hechas por ti mismo son una buena forma de unir a la familia durante la navidad sin exceder tu presupuesto disponible. Evolucionando principalmente de las tradiciones navideñas de los holandeses de Pensilvania, las villas navideñas en miniatura se han convertido en una tradición para muchas familias. En lugar de comprar en la tienda una gran variedad de ellas, utiliza los elementos cotidianos del hogar y los artículos económicos de la tienda de manualidades local para crear una villa navideña.

None

Revisa catálogos y sitios en Internet que muestran villas navideñas para inspirarte, luego haz un esbozo de cómo quieres que ésta luzca.

Forma una base de espuma de polietileno, cortándola para crear cuadros y rectángulos de diferentes tamaños. Pega las piezas una encima de la otra para crear diferentes niveles para la villa.

Extiende periódico y coloca la plataforma de la villa en el centro.

Vierte el yeso sobre la espuma de polietileno, dejando algunos lugares más vacíos que otros. Deja que se seque y forma nieve, como una superficie en donde acaba de nevar.

Reúne las cajas de cereal, pañuelos y pastas, y botes de avena y contenedores del tamaño de una pinta de helado, corta agujeros para las ventanas y las puertas. Haz las casas de la calle principal, las mansiones victorianas, los graneros, los silos de las granjas o las torres medievales. Pégalas en donde quieras.

Mide y corta hojas de papel con patrones de ladrillos, adoquines de piedra o grava para colocarlas al lado de las casas o en el diseño de las calles.

Recoge palillos, ramas y hojas de árboles. Utiliza una gota de pegamento para fijarlas en la espuma de polietileno y así poder formar bosques y jardines con árboles.

Rompe discos compactos viejos y haz un mosaico para crear estanques. Otra opción es deshacerse de los viejos espejos de bolsillo y pegarlos sobre la superficie.

Puedes poblar la villa con pequeñas figuras.

×