Cómo cortar adecuadamente los espatifilos

Medioimages/Photodisc/Valueline/Getty Images

Tu atractivo espatifilo (Spathiphyllum) no requiere mucho mantenimiento, pero ocasionalmente precisará de tu atención personal. Un espécimen sano produce abundantes hojas y puede comenzar a verse un poco desgreñado y descuidado. La decoloración de flores se produce naturalmente a medida que se marchitan y se vuelven poco atractivas. Las hojas se marchitan y se ponen marrones como resultado de prácticas inadecuadas de riego y fertilización, por estar expuestas a frío intenso o incluso si hay muchas sales en el agua. Los espatifilos se recuperan fácil de los problemas de fertilización y riego. Una vez que los solucionas, una poda rápida puede ayudar a recuperar la belleza que tu planta solía tener.

Paso 1

Corta las flores cuando comiencen a marchitarse. Las flores absorben energía de la planta y no son lindas cuando están marchitas. Usa un cuchillo o tijeras limpios y afilados para cortar el tallo floral lo más cerca posible de la hoja de la cual emerge. Realiza un corte limpio; no trates de arrancar, retorcer ni quebrar el tallo.

Paso 2

Corta el espádice encerrado por la espata para separarlo de la flor, si es necesario. Esta estructura produce un polen pulverulento, que caerá y se esparcirá por sobre toda la planta y las zonas circundantes. Puedes deshacerte de esta suciedad y aún así disfrutar de la espata durante semanas.

Paso 3

Elimina las hojas muertas, dañadas y descoloridas a medida que las veas. Corta el tallo a la altura de su punto de crecimiento.

Paso 4

Corta las hojas indeseadas que pueden haberse vuelto demasiado altas o que crezcan en forma indeseada, dando mal aspecto a la planta. Esto ordenará a la planta considerablemente sin dañarla.

Paso 5

Usa tijeras para cortar las puntas y bordes muertos y descoloridos de las hojas. Corta cuidadosamente el tejido indeseado siguiendo la forma natural de la hoja.

Paso 6

Riega con agua embotellada. Las sales presentes en el agua corriente, particularmente la ablandada, se acumulan en la planta y queman las hojas.

Más reciente

×