Cómo cuidar a una pug preñada

Los Pugs son llamados "muchos perros en un espacio pequeño", según el Club American Kennel. Estos perros pequeños y tupidos, tienen grandes personalidades y disposición extrovertida. No es de extrañar que la gente brinde una dedicación permanente a la raza. Si has decidido reproducir tu pug para tener más bultos de alegría, hay un par de pautas muy importantes que debes seguir para hacer que el embarazo y el parto sea lo más fácil posible.

Prepara tu calendario. La gestación de un pug es de 58 a 65 días. Es importante mantener un ojo en el calendario para saber vigilar al perro en busca de signos de dolores de parto.

Cambia inmediatamente a tu pug a un alimento altamente nutritivo para perros. Esto es importante para su salud y la de sus cachorros en desarrollo. Aumenta la cantidad de su comida, ya que ahora está comiendo para toda su camada.

Supervisa el desarrollo de los cachorros, llevando al perro a su veterinario para un chequeo y seguir las instrucciones de éste, acerca de como observar su desarrollo.

Prepara con anticipación un lugar para el parto a tu pug. Deberá tener una caja paridera, una caja de cartón en la que dará a luz, lo suficientemente grande para ella y sus cachorros. Ponle mantas en la caja, cuando su parto se acerque, las ordenará a su gusto.

Prepara los materiales que necesitarás: la ropa limpia, las tijeras y el yodo o el peróxido de hidrógeno para la limpieza de los cachorros. Tendrás que tenerlos a la mano cuando inicie el parto.

Vigila tu pug por su próximo parto, cuando se acerque al final de su gestación. Ella llegará a estar inquieta y mimosa antes de que comience el parto y hará "nidos" en su caja paridera.

Reconoce el parto: los movimientos obvios en el abdomen del pug y el hábito de caminar alrededor mientras mira su cola. Pon a tu pug en su área aislada para el parto en ese momento. Su agua se romperá y el primer saco amniótico debería aparecer bajo su cola en una hora. Una vez que cada cachorro nace, el pug debe liberarlos del saco, morder el cordón umbilical y limpiar al cachorro. Prepárate para hacerte cargo de estas responsabilidades si ella no lo hace.

Más reciente

×