Cómo darse cuenta si un perro tiene estornudos inversos

••• the dog image by hupper from Fotolia.com

Los estornudos inversos son espasmos involuntarios, causados por una irritación en el velo del paladar. Durante el espasmo, el aire pasa rápidamente a través de la nariz y produce un resoplido, pitido o silbido fuerte. El estornudo inverso generalmente alarma a los dueños de los perros porque piensan que sus mascotas están teniendo problemas para respirar. Este problema médico es menor y generalmente no requiere la atención de un veterinario. Sin embargo, es de suma importancia reconocer un episodio de estornudos inversos y descartar otras enfermedades graves, como una traquea colapsada.

Passo 1

Observa la postura del perro. Durante un episodio de estornudo inverso, se va a parar quieto y rígido, con los codos hacia afuera.

Passo 2

Presta atención a cómo sostiene la cabeza. La mascota va a extender su cuello y cabeza hacia arriba cuando tenga un estornudo inverso. Sus ojos suelen abrirse bien grandes.

Passo 3

Escucha el sonido que hace el perro. Durante un estornudo inverso, el animal hace un resoplido o pitido fuerte como si el aire ingresara por la nariz. Suena algo así como "snork". Si tu perro presenta más de un episodio de estos, te darás cuenta de que los estornudos inversos tienen un sonido muy particular. Es muy similar al que producen otras enfermedades graves, como una traquea colapsada. Un perro con una traquea debilitada y colapsada tiene tos crónica con un pitido similar al que producen los gansos. Un animal con una traquea colapsada hace sonidos roncos o tose cuando le frotas la garganta. Le darán arcadas cuando termine de toser. Lleva a tu mascota a un veterinario si sospechas que su traquea está colapsada.

Passo 4

Verifica cuánto dura el episodio. Los estornudos inversos duran entre uno y dos minutos.

Passo 5

Asegúrate de que tu perro tenga una conducta habitual luego de que termine el episodio. Llama al veterinario si se ve enfermo o fatigado luego de un ataque de estornudo inverso.

Passo 6

Masajea con cuidado el cuello de tu mascota y pellizca brevemente sus fosas nasales para cerrarlas y que pueda tragar y respirar por la boca. También puedes intentar tocarle la lengua con cuidado para estimular el reflejo de tragar, lo que puede hacer que el episodio dure menos.

Más reciente

×