Cómo desodorizar a un perro con bicarbonato de sodio

the dog image by hupper from Fotolia.com

No es divertido vivir con un perro apestoso, pero no siempre es práctico darle un baño cada vez que lo necesite. Si hace mucho frío, o si no estás de ánimo para la aventura de lidiar con un perro mojado, prueba el bicarbonato de sodio, un desodorante natural de bajo costo.

Paso 1

Ponle una correa al perro para que puedas controlarlo. Puede que tengas que engancharla a un objeto fijo o consigue la ayuda de otra persona que la sostenga, para que tengas las dos manos libres para el proceso de desodorización.

Paso 2

Frota una muy buena cantidad de bicarbonato de sodio sobre la espalda de tu perro. Si es grande, hazlo por secciones, pero si es pequeño puedes hacerlo en toda la espalda de una sola vez.

Paso 3

Frota el bicarbonato de sodio por debajo del pelaje. Asegúrate de llegar a su piel, ya que esto puede ser una fuente de los olores a perro.

Paso 4

Repite el proceso hasta que hayas frotado el bicarbonato de sodio tanto como sea posible. Es más fácil hacerlo en los lados si consigues que se acueste de lado mientras frotas el polvo, y luego que se de la vuelta para que puedas hacer el otro lado. Esto también funciona para su panza.

Paso 5

Toma un puño de bicarbonato de sodio y ponlo sobre el pelaje de las piernas y cola, y cualquier otra área que te falte. Utiliza mucho, pero evita el ano y los genitales. Continúa poniéndolo hasta que hayas cubierto todo su cuerpo.

Paso 6

Cepilla el polvo del pelaje. Usa un cepillo que sea lo suficientemente firme para quitar el bicarbonato de sodio, pero no tan rígido ya que puedes lastimarlo. El tipo exacto de cepillo que debes elegir dependerá del tipo y largo de su pelo. A medida que quites el polvo, los olores irán saliendo también.

Más reciente

×