Antes y después: convertir el cuarto de un bebé en la habitación de un niño

Flavia Andrews

Convertir el cuarto de un bebé en la habitación de un niño es un proyecto relativamente sencillo. Lo difícil será reconocer que tu bebé está creciendo. Pero, lo bueno es que el nuevo look de la habitación te gustará tanto como te agradó el cuarto del bebé en un primer momento.

Solo necesitarás un pequeño presupuesto y hacer algunos cambios para transformar el espacio y crear un lugar adecuado para tu pequeño niño o niña. Todo lo que debes hacer es quitar algunas piezas y añadir otras. No será algo demasiado complicado ni sofisticado y cualquier mamá o papá podrá hacerlo.

Antes y después: convertir un cuarto del bebé en la habitación de un niño

Paso 1

Flavia Andrews

Arma el marco de la cama. La mayoría de los marcos de metal ajustables no requieren que uses herramientas para hacerlo. Este es un proceso sencillo, donde las diferentes partes se encastran fácilmente entre sí. Sin embargo, siempre debes seguir las instrucciones que aparecen en el paquete. En este paso también puedes atornillar el marco de la cama a la cabecera.

Paso 2

Flavia Andrews

Coloca el sommier sobre el marco, asegurándote de que las cuatro esquinas permanezcan en su lugar. En caso de ser necesario, solicita a alguien que te ayude a levantarlo. Cubre el sommier con un rodapié.

Paso 3

Flavia Andrews

Coloca el colchón sobre la parte superior del sommier y cúbrelo con la sábana ajustable.

Paso 4

Flavia Andrews

Haz la cama con el juego de sábanas y decórala a tu gusto.

Paso 5

Flavia Andrews

Añade una unidad de almacenamiento o una estantería. Ármalas de acuerdo a las instrucciones del paquete y añade contenedores de tela para para almacenar los juguetes. Esto le brinda un aspecto más organizado a la habitación, a diferencia de la disposición del cuarto del bebé, que era más abierta. Tener un espacio de almacenamiento en la habitación también puede servir para enseñarle al pequeño a limpiar y organizar sus cosas.

Más reciente

×