Cómo usar una cuña para cama al dormir

Las cuñas para cama suelen ser almohadas de espuma, que sirven para mantener a las personas en una posición semi-vertical durante el sueño. Dormir con una cuña para cama puede ser útil para aquellas personas con diferentes condiciones, incluso aquellos con acidez o reflujo ácido. Es muy fácil dormir con una cuña para cama, y acomodarse en una es muy sencillo.

Quita las mantas y las sábanas, a excepción de la sábana que queda fuera del colchón. Retira cualquier almohada de la cabecera de la cama.

Coloca la cuña para cama en la cabecera, con la parte alta topando contra la pared o cabecera. Esto evitará que la cuña para cama se mueva en la noche.

Coloca una almohada plana rectangular en la parte superior de la cuña de la cama.

Acuéstate en la cuña para cama con la almohada detrás de la cabeza y la parte inferior de la cuña alineada con la espalda baja. Ajusta la cuña hasta que esté colocada cómodamente.

Levanta los cobertores y duerme como de costumbre.

Más reciente

×