Cómo diluir el esmalte de uñas

••• BananaStock/BananaStock/Getty Images

En ocasiones, el esmalte de uñas queda demasiado espeso y no se puede aplicar sin que luzca como que tu manicura fue hecha por un niño de primer grado. Si el esmalte es de un color favorito que está descontinuado o es de una marca costosa de reemplazar, querrás usar hasta la última gota. Afortunadamente, la mayoría de los esmaltes de uñas se pueden diluir lo suficiente como para que puedas utilizarlos nuevamente simplemente agregando un poco de acetona.

Passo 1

Agita bien la botella para separar la bola que se encuentra en la parte inferior. Esto no será suficiente para diluir el esmalte, pero la bola ayudará a mezclar la acetona.

Passo 2

Usando un cuentagotas, agrega un poco de quitaesmalte a la botella de esmalte de uñas, gota a gota. Agita bien después de cada adición.

Passo 3

Prueba el esmalte de uñas cada pocas gotas. Cuando adquiera la consistencia deseada, habrás terminado y el esmalte se deslizará bien, en la misma forma en que lo hacía cuando era nuevo.

Más reciente

×