Cómo disciplinar a un niño por cortarse el pelo

Darrin Klimek/Digital Vision/Getty Images

En algún punto de sus vidas, la mayoría de niños se cortan el pelo. Algunas veces lo hacen en casa, otras en el colegio. Deja de culparte o de culpar al cuidador de tu hijo; cortarse el pelo no es una señal de que fallaste y no significa automáticamente que el niño no esté siendo bien cuidado. Sin embargo, requiere tu atención. El niño necesita saber que no apruebas que use las tijeras sin autorización.

Paso 1

Aleja las tijeras del niño. Encuentra todas las otras tijeras en la casa y ponlas en un área lejos del alcance del niño. Si no tiene acceso a las tijeras, cortarse el pelo será más difícil de hacer.

Paso 2

Cálmate. Evita disciplinarlo mientras estás enojada y molesta para evitar exagerar o castigar demasiado a tu hijo. Tu reacción inmediata puede ser gritarle a tu hijo. Sin embargo, el cabello crece de nuevo y el que queda puede ser cortado para disimular la parte faltante. Un padre calmado puede disciplinar a un niño de forma racional.

Paso 3

Habla con tu niño y pregúntale por qué se cortó el cabello. Deja que tu niño sepa que no estás en contra de llevarlo a la peluquería y de que él le diga al peluquero cómo quiere su cabello. Dile: "Las tijeras son para cortar papel o materiales para manualidades". Explica que el uso de las tijeras es un privilegio que puedes quitarle. Cuando use mal las tijeras, las alejarás de él y no podrá usarlas por una cierta cantidad de tiempo. Dile: "Ya que te cortaste el pelo con las tijeras, no puedes usarlas por una semana".

Paso 4

Reitera la razón por la que tu niño está en problemas y la consecuencia de su comportamiento. Los niños pequeños a menudo olvidan o malinterpretan las razones por las que están siendo castigados. Dile a tu niño que no tiene permiso para cortarse el pelo. Ya que se cortó el pelo sin permiso, debe enfrentarse a la consecuencia de su acción. No podrá usar las tijeras por una semana.

Más reciente

×