Cómo disolver la masilla de silicona

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

La masilla de silicona seca es muy difícil de quitar y no hay solventes en el mercado que efectivamente puedan disolver dicha sustancia. Desafortunadamente, ésta puede convertirse en antiestética con el tiempo debido al crecimiento de moho o suciedad. Antes de instalar la masilla de reemplazo, debes quitar la masilla vieja. Aunque pueda resultar difícil, el procedimiento se podrá llevar a cabo con tiempo, paciencia y algunos suministros comunes de la casa.

Paso 1

Ponte un par de guantes de trabajo para protegerte las manos mientras te quitas la masilla.

Paso 2

Poco a poco raspa la masilla todo lo que puedas con una hoja de afeitar o una herramienta de raspado similar. Rocía el área de trabajo con agua con frecuencia para lubricar la zona y evitar daños por el rayado.

Paso 3

Mezcla limpiador de hornos o limpiador en polvo con agua para hacer una pasta. Cuidadosamente aplica la pasta a la masilla -y sólo en la masilla- con bastoncillos de algodón y déjala actuar durante tres días para que la ablande.

Paso 4

Raspa la masilla ablandada restante con tu herramienta de raspado.

Más reciente

×