¿Cómo dominar a tu pit bull?

Ryan McVay/Lifesize/Getty Images

En los últimos años, los medios han retratado a los pit bulls como una raza peligrosa y agresiva. Sin embargo, la agresividad suele ser el resultado del entrenamiento o de una enfermedad y no es un rasgo inherente a la raza. Como con cualquier otro cachorro, afirmando tu dominación como dueño de la casa ayudarás a tu pit bull con sentido de autoridad y simplificarás su educación. Con el entrenamiento de dominación, el objetivo no es infundir miedo a tu animal, pero sí enseñarle que hay que cumplir límites de comportamiento dentro de la casa.

Paso 1

Empieza tu entrenamiento de dominación tan pronto como sea posible. Como cachorros, los pit bulls son altamente receptivos a las órdenes y fácilmente adoptan hábitos o se adaptan a rutinas. Aunque el re-entrenamiento es posible, el proceso es mucho más simple si tu pit bull tiene menos de un año.

Paso 2

Toma suave y cuidadosamente la cara de tu pit bull y míralo a los ojos. Con la mirada fija, repite el nombre de tu perro en un tono de voz uniforme. Háblale varios minutos en esta forma diariamente para hacer valer tu voz y mirada como un signo de dominación.

Paso 3

Manipula a tu pit bull frecuentemente si su tamaño lo permite. Expon y roza sus piernas, patas y su vientre, esto te ayudará a enseñar a tu perro que él tiene un papel subordinado en el hogar. Pon a tu pit bull sobre su espalda, extiende sus dos patas, una a la vez, y frota su estómago con regularidad.

Paso 4

Establece límites territoriales en tu casa. Haz que algunos muebles, como tu silla favorita o el sofá, estén completamente fuera de los límites para tu pit bull. Si el perro cruza uno de los límites, muévelo y repréndelo suavemente. Con el tiempo, él aprenderá y respetará las áreas que sobre las que has afirmado tu autoridad.

Paso 5

Evita alimentar a tu perro desde la mesa o darle sobras regularmente. Haz una clara distinción entre tu comida y la suya dándole de comer en el garaje o en una habitación separada, y sólo después de haber comido tú. Esto marca un orden jerárquico, un principio que es instintivo en los animales de carga como los perros.

Más reciente

×