Cómo envolver la pata de un perro para que no se salga una venda

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Los perros heridos son pacientes terribles, y puede ser difícil que no se quiten las vendas que les colocas. Si tu perro tuvo una perforación o fue lacerado, quizá tengas que vendarlo para mantener la herida limpia o detener el sangrado. Luego de haber removido cualquier objeto incrustado y que hayas limpiado la pata con antiséptico, envuelve suavemente la pata para proteger la herida. Aunque la venda tiene que ser un poco firme para que sea efectiva, no tiene que estar tan apretada que corte la circulación del perro.

Paso 1

Aplica una crema antibiótica sobre una gasa y cubre la herida con ella. Pega la gasa a la tapa con dos piezas de cinta adhesiva, una de cada lado de la pata. La cinta debería extenderse varios centímetros sobre la herida, sellando la gasa en forma segura.

Paso 2

Envuelve toda la pata, el pie y el tobillo en un gasa de algodón. También puedes colocar bolas de algodón entre los dedos si la herida está allí o cerca de los dedos, protegiéndolos más.

Paso 3

Asegura la venda y las bolas de algodón envolviéndolas con una venda o cinta autoadhesiva. Envuelve la cinta sobre y por debajo del pie, sin apretar demasiado.

Paso 4

Cubre la venda con una bolsa plástica antes de salir afuera con tu perro.

Más reciente

×