Cómo evitar que un perro coma excremento de gato

••• dog image by Ramona smiers from Fotolia.com

Una de las cosas más asquerosas que puedes ver es a un perro comiendo excremento. Existe un nombre para este tipo de comportamiento: coprofagia. La coprofagia es más común en cachorros, pero puede ocurrir en cualquier momento de la vida de un perro. Sin embargo, hay maneras de evitar que tu perro coma excremento de gatos o de cualquier tipo. Hay técnicas comprobadas e incluso medicinas que puede prescribir un médico veterinario para ayudarte a hacer que tu perro abandone este hábito desagradable.

Passo 1

Alimenta a tu perro dos veces al día y asegúrate de que haga suficiente ejercicio, incluyendo caminatas regulares.

Passo 2

Mantén la caja sanitaria del gato libre de excremento.

Passo 3

Coloca vinagre y pimienta de cayena sobre las heces para que el perro no quiera comerlas.

Passo 4

Compra una solución química para alimentar a tu gato que desaliente la coprofagia. El ingrediente principal es ácido glutámico, que provoca que el excremento se vuelva más amargo en sabor.

Passo 5

Visita a tu veterinario para obtener una prescripción de ácido glutámico u otros medicamentos que hayan sido probadas clínicamente para evitar la coprofagia.

Más reciente

×