Cómo evitar que tu perro mate gatos

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Tu perro acaba de matar al gato de tu vecino. Te sientes horrible y tu perro no sabe que hizo algo malo. De acuerdo con la "ética" del perro, no lo hizo. El instinto natural de un perro es perseguir pequeñas criaturas escurridizas. Una vez que tu perro ya ha matado a un gato, el problema es mucho más grave de resolver, pero no imposible. Las soluciones variarán dependiendo de si tu perro mata gatos en tu casa o en el vecindario.

Paso 1

Enséñale a tu perro que los gatos están fuera de los límites. Generalmente, los perros viven para complacer a sus dueños, así que si tu perro sabe cómo te sientes al matar a los gatos, hará todo lo posible por complacerte. Consigue a alguien que te ayude con cortas sesiones diarias de entrenamiento. Consigue un collar de adiestramiento y una correa para tu perro. Asegúrate de que esté sentado a tu lado. Pide a tu ayudante que sostenga al gato en la habitación, deja que tu perro vea al gato. Tu perro puede estar sobreexcitado al verlo; insiste en que permanezca en la posición de sentado. Felicita a tu perro cada vez que se siente tranquilamente en su posición. Haz que trabaje duro para ganar tu aprobación, y asegúrate de que tu perro sepa claramente lo que esperas. Haz esto varias veces al día durante una semana.

Paso 2

Supervisa a tu perro en todo momento. Observa las reacciones de tu perro cuando los gatos pasan por el patio. Ordena a tu perro sentarse o detenerse, o di "no" hasta que el gato se vaya. Para los gatos que viven contigo, siéntate donde puedas ver a tu perro con el gato, pero el perro no pueda verte. Mantente dentro del alcance de un sistema de sujeción de cuello para dar un tirón al perro cuando sea necesario.

Paso 3

Controla a tu perro. Siempre saca a tu perro con una correa y mételo en una cerca. Un perro suelto no puede matar a los gatos a menos que el gato entre en el patio. Una valla invisible es perfecta cuando no tienes una valla completamente cerrada.

Más reciente

×