Cómo hacer un glaseado de limón

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

El glaseado de limón es una cobertura liviana a base de azúcar que a menudo se coloca sobre los pasteles para sumarles sabor. Normalmente no se distribuye sobre todo el pastel, sino que se coloca en la parte superior y se deja que caiga por los costados. A menudo le da ese toque extra de sabor complementario. El glaseado de limón combina bien con los pasteles de vainilla, de zanahoria, de limón e incluso de chocolate.

Paso 1

Acomoda los ingredientes y el equipo necesario sobre la mesada o la mesa.

Paso 2

Toma un limón y ralla 1 cucharada de su cáscara usando un rallador o un zester. Usa un limón para ralladura. Debes rallarla sobre un plato. Corta los dos o tres limones a la mitad sobre la tabla de cortar.

Paso 3

Exprime los limones en un recipiente mediano. Retira las semillas con una cuchara y desecha. Vierte el concentrado de limón en una taza medidora para asegurarte de tener 1/3 taza. Si estás usando jugo fresco, vierte el jugo del recipiente en la taza medidora para verificar la cantidad.

Paso 4

En el recipiente mezcla el jugo de limón sin las semillas, agrega las dos tazas de azúcar impalpable y 1 cucharadita de jugo de limón. Usando una cuchara, mezcla los ingredientes hasta homogeneizar bien.

Paso 5

Rocía el glaseado sobre un pastel en forma pareja, deja que chorree hacia abajo por los costados. Puedes cubrir el pastel ligeramente o poner la cantidad que desees.

Más reciente

×