Cómo saber si los hongos son malos

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Ya sean placas gruesas de portobellos o brotes delgados y las tapas de hongos enoki, estos hongos sencillos pueden lucir simples, pero pueden añadir gran sabor a una comida mundana. Los hongos de botón blancos son vistos comúnmente en el supermercado, pero no descartan las variedades silvestres, tales como chantrelles, trompetas negras y porcini para acabar con una salsa pasta o añadir textura a una cazuela. No importa la variedad, es importante juzgar si un hongo está en mal estado. Sigue unos pocos métodos rápidos para determinar si los hongos son frescos y seguros para comer.

Paso 1

PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images

Mira el hongo. Deberían tener la pulpa de color uniforme. Evita usar hongos si la piel está blanda, manchada o arrugada.

Paso 2

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Siente el hongo. Los hongos de carne firme, pesados son ideales. Deberían estar secos y relativamente limpios. Evita hongos que tengan una capa viscosa alrededor de ellos.

Paso 3

PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images

Mira las branquias. Voltea un hongo y mira a ver si las branquias están abiertas. Las cerradas indican que los hongos son jóvenes, mientras que las branquias abiertas significan que son más viejos. Si tiene agallas arrugadas o branquias húmedas, se han echado a perder.

Más reciente

×