Cómo lavar un kiwi para que sea seguro comer la cáscara

••• Siri Stafford/Lifesize/Getty Images

Aunque la mayoría de personas pelan los kiwis antes de comerlos, dejar la cáscara agrega un elemento interesante al sabor y textura de la fruta. La carne dulce y suave se beneficia de la adición de la cáscara crujiente, peluda y ligeramente amarga, un poco parecido a comerse un melocotón. Aunque la cáscara parece dura no se siente rasposa una vez que la comes. Puedes comerte el kiwi entero como lo haces con una manzana y no queda ningún centro que tirar cuando terminas. Así como con cualquier fruta, asegúrate de limpiar la cáscara cuidadosamente, para evitar ingerir accidentalmente suciedad o bacterias.

Passo 1

Lava tus manos con jabón y agua tibia para evitar que la suciedad y las bacterias se transfieran a la fruta. Enjuaga tus manos completamente para evitar contaminar el kiwi con el jabón.

Passo 2

Enjuaga el kiwi con un chorro de agua fría.

Passo 3

Restriégalo con un cepillo de cerdas suaves para vegetales, para aflojar la suciedad restante. Enjuaga la fruta por completo bajo un chorro de agua fría.

Passo 4

¡Seca el kiwi y disfrútalo!

Más reciente

×